El juez propuesto por Podemos para el TC rechaza la Prisión Permanente días después del crimen de Lardero

Sáez Valcárcel se ha posicionado en contra de "penas cuyo recorrido las convierte en unas penas de difícil compatibilidad con criterios de humanidad".

Libertad Digital

El candidato a magistrado del Tribunal Constitucional de Podemos, Ramón Sáez Valcárcel, ha rechazado la Prisión Permanente Revisable, sólo unos días después del asesinato de un niño de 9 años en Lardero (La Rioja).

Durante su comparecencia en la Comisión de Nombramientos del Congreso de los Diputados de este martes, Sáez Valcárcel se ha posicionado en contra de "penas cuyo recorrido las convierte en unas penas de difícil compatibilidad con criterios de humanidad".

Concretamente, en respuesta a una pregunta del representante del PSOE en la Comisión sobre la llamada "justicia restaurativa", el magistrado ha asegurado textualmente: "Hemos de ser conscientes de que una sociedad como la nuestra, que se quiere civilizada, que quiere apaciguar los conflictos a través del derecho y de la justicia, pero también a través de la política, no debe de estar satisfecha viéndose obligada o necesitada de penas cuyo recorrido las convierte en unas penas de difícil compatibilidad con criterios de humanidad".

fernando-grande-marlaska-mascarilla.jpgMarlaska paga plus de 'productividad' por soltar presos

En este contexto, Sáez Valcárcel aseguró en el diario El País hace 8 años que la Prisión Permanente Revisable era un cambio normativo "innecesario, rigorista y desequilibrado". También apuntó que "incrementar de modo generalizado la severidad penal está motivada decisivamente por prejuicios ideológicos" e incluso habló del "exagerado protagonismo otorgado a la peligrosidad de los delincuentes", a su juicio, en dicha reforma.

Recordamos que Sáez Valcárcel fue vocal del CGPJ entre 1996 y 2001, a propuesta de IU. Ahora, su designación para el Constitucional a propuesta del PSOE se vincula a la influencia de Unidas Podemos. Sáez Valcárcel es autor de la sentencia absolutoria por bloquear el Parlamento de Cataluña en 2011 y optó sin éxito a plazas en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Además, formó parte del tribunal que juzgó a Trapero y fue el ponente, optando por la absolución (tesis que se impuso).

A continuación