Prisión provisional sin fianza para el asesino de Lardero por riesgo de fuga y reincidencia

En la vistilla Francisco Javier Almeida se ha negado a declarar y ha actuado como si el crimen del niño de 9 años no fuera con él.

LD / Agencias

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza por un delio de homicidio para el detenido el pasado jueves por el asesinato del pequeño Álex de tan solo 9 años de edad en el municipio riojano de Lardero.

Una decisión comunicada por el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja después de que el juez del caso haya tomado declaración a Francisco Javier Almeida en la mañana de este domingo una vez que la Guardia Civil lo ha puesto a disposición judicial.

Tras la vistilla Almeida, que se ha acogido a su derecho a no declarar, ha sido conducido directamente a la cárcel de Logroño donde ya ha ingresado al apreciar el juez un alto riesgo de fuga y reincidencia.

Destacar que la Guardia Civil no ha agotado las 72 horas que le permite la ley para ponerlo a disposición de la Justicia al haber cerrado ya las diligencias. Tanto los testigos como las pruebas le señalan como autor del crimen del pequeño.

Multitudinaria concentración en Lardero

En el municipio riojano de Lardero, donde el detenido segó la vida del pequeño, se han concentrado miles de personas para mostrar su apoyo y ánimo a la familia. "No estáis solos" coreaban los asistentes, mientras se han depositado centenares de flores en el parque infantil donde Álex estaba jugando cuando fue engañado por el presunto asesino.

Una concentración convocada por la Asociación de Vecinos de la zona en la que el presidente de la entidad, Eduardo Ruiz, ha leído un breve comunicado en el que ha expresado su más sentido pésame a la familia de Álex y ha subrayado que los niños tienen derecho a ser protegidos para vivir libremente en un entorno seguro, feliz y sin miedo.

En nombre de la familia Gonzalo Martín, tío abuelo de la víctima, ha mostrado su agradecimiento a los vecinos por todo el apoyo que están recibiendo en estos duros momentos. Palabras a las que ha seguido un emocionado minuto de silencio entre todos los presentes.

Al terminar ese minuto, la plaza entera ha roto en varios minutos de aplausos, tras lo cual, Eduardo Ruiz ha dado por finalizado el acto. Sin embargo, los asistentes han continuado aplaudiendo todavía unos minutos más, mientras que algunos de los presentes, incluidos niños, seguían depositando ramos bajo los columpios en los que jugaba el pequeño cuando fue engañado por su presunto asesino.

A continuación