La Generalidad retira la acreditación a Rius por preguntar sobre los "chistes" sexuales con Letizia y la princesa Leonor

Xavier Rius ya no podrá cubrir las ruedas de prensa del gobierno autonómico catalán por haber usado un ejemplo de "humor" separatista en una pregunta.

Pablo Planas (Barcelona)

El gobierno de la Generalidad ha retirado la acreditación del periodista que se atrevió a preguntar en la última rueda de prensa por el escándalo protagonizado por Jair Domínguez y Lluís Jutglar, alias Peyu, que hicieron "bromas" con felaciones a cargo de la reina Letizia y la princesa Leonor. La dirección de TV3 eliminó ese fragmento del programa "BricoHéroes", pero Peyu le dio difusión a través de Twitter.

El pasado martes, con ocasión de la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo ejecutivo del gobierno catalán, Xavier Rius, director del digital e-notícies, se dirigió a la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, en los siguientes términos: "¿Usted se imagina que yo le dijera que lo que me gustaría es que me la chupara o que me la chupara una menor? Eso es lo que han hecho dos humoristas de TV3, que es un medio público". La portavoz respondió que le parecía una falta de respeto y que tal pregunta no era tolerable en una rueda de prensa. En ese punto, Rius alegó: "¿Cómo se puede llegar a este extremo? ¿Usted se imagina que la bromita la hubiera hecho un españolista, un unionista o un constitucionalista sobre alguna otra persona del otro lado?".

La portavoz replicó que la pregunta de Rius le parecía deplorable y que "al Govern no le corresponde juzgar los contenidos de TV3 ni valorar los límites del humor". "Como Govern -añadió- lo que sí que nos planteamos es el modelo de televisión pública que necesitamos y es un modelo de medios públicos que amparen la libertad de expresión, pero que también las haga compatibles con la lucha contra el machismo y otras manifestaciones que denigren a colectivos".

Cuatro días después, el secretario de medios de comunicación de la Generalidad, Oriol Duran, ha remitido una carta a Rius en la que le informa de la retirada de la acreditación "por la falta de respeto constante a la institución, a sus representantes públicos, a sus trabajadores y al resto de compañeros y compañeras periodistas". "El tono y las formas de su intervención el pasado martes 26, menospreciando la figura de la portavoz y denigrando a las mujeres en general fueron especialmente rechazables y el detonante de esta comunicación", apunta la carta, en la que Soler llega a afirmar que el gobierno catalán "está absolutamente comprometido con las libertades de expresión y de información". Rius se había convertido en un periodista muy incómodo para los portavoces de la Generalidad por el carácter incisivo de sus preguntas y por salirse del guion marcado en las ruedas de prensa.

En cambio, ni la Generalidad ni TV3 han adoptado medidas al respecto de los programas de Jair Domínguez y Lluís Jutglar, caracterizados por el uso de expresiones como "puta España", apología de la violencia contra la Guardia Civil o el relativo al sexo oral con Letizia y la princesa Leonor, a mayor abundamiento una menor de edad. Cierto es que ese episodio no llegó a emitirse, pero Jutglar lo difundió en Twitter (sin la alusión a Leonor) sin la autorización de TV3, propietaria del espacio.

A continuación