Podemos ha muerto: llega el frente amplio de Yolanda Díaz al estilo peronista

El proyecto de la ministra comunista ha provocado el recelo de algunos líderes de Podemos que no cederán su poder.

Marta Arce

Hace varios meses que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció una ronda de contactos con partidos y grupos diversos de izquierda con la intención de iniciar un "proceso de escucha activa" para avanzar en su "proyecto de país para la próxima década", una especie de plataforma de coalición de izquierdas que desde Podemos ya han denominado "frente amplio".

La gestación del "frente amplio" sigue adelante, envuelta en el mayor de los secretismos y liderada por Díaz que, a pesar de todo, insiste en que no va a ser la madre de la criatura. Asegura que ahora "no está" en ser la candidata para liderar el proyecto político que defiende, ya que no le interesan "demasiado las candidaturas". También puntualizaba en una entrevista en El Correo que su proyecto es "colectivo", de "la gente", y supera los márgenes de Unidas Podemos.

pedro-sanchez-yolanda-diaz-moncloa-07102021.jpegCon Pedro Néstor Sánchez Kirchner y Yolanda Díaz de Sánchez Kirchner llega a España el peronismo electoral

Porque esa es la clave de toda esta operación. Podemos debe desaparecer. Díaz es consciente de que la formación morada es una marca quemada, incapaz de seducir a los votantes desencantados y cuya líder, Ione Belarra, no ha conseguido atraer a las formaciones que huyeron del hiperliderazgo de Pablo Iglesias.

Sin embargo, esos partidos estarían dispuestos a volver bajo la dirección de la ministra comunista: los comunes de Ada Colau consideran que Díaz es el futuro e incluso Mónica Oltra de Compromís (socio de Más País) también volvería al redil siempre y cuando Podemos desaparezca de la ecuación.

Podemos seguirá los pasos de Yolanda Díaz

Incluso en Podemos son conscientes de que su única opción para sobrevivir políticamente es seguir los pasos y el ritmo que marca Yolanda Díaz. Sin embargo, de forma más o menos sutil, desde Unidas Podemos también recuerdan a la ministra que la cuota comunista en la coalición morada es residual comparada con el peso de las bases que aporta Podemos.

Precisamente este fin de semana la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, aseguraba en la Universidad de Otoño que bajo el liderazgo de Yolanda Díaz, Podemos podrá hablar con más fuerzas políticas y con la sociedad civil "para construir ese frente amplio que nos permita perseguir esa primera posición" dentro del bloque progresista.

Iglesias, por su parte, ha compartido esa opinión y tras asegurar que la actual dirección de Podemos es "la mejor" que han "tenido nunca", se ha mostrado convencido de que ese equipo "sabrá acompañar a Yolanda Díaz para construir un frente amplio que mejore la vida de la gente de este país".

pablo-iglesias.jpgPablo Iglesias respalda que Podemos apoye el frente amplio de Yolanda Díaz

Sin embargo el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, no está dispuesto a desaparecer del mapa alegremente. Aboga por un partido "fuerte" que "ayude" y sea "la nave nodriza" del "frente amplio" que pretende liderar la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz, "una excelente candidatura" pero que necesita una organización detrás porque "es el partido el que posibilita esos cargos" y "los cargos institucionales tienen que tener libertad, pero tienen que responder al partido".

Frente amplio en Sudamérica

El proyecto de Yolanda Díaz ya existe en varios países de Sudamérica como Chile, Costa Rica, República Dominicana, Perú o Venezuela. De hecho, el primer Frente Amplio se fundó en Uruguay el 5 de febrero de 1971, aunque no consiguió gobernar hasta el año 2009 con José Mujica y Danilo Astori como presidente y vicepresidente electos del país.

Todos los frentes amplios funcionan de un modo similar al sistema utilizado hasta ahora por Unidas Podemos. Consiste en la agrupación de partidos y plataformas de ideología socialista, comunista, marxista, indigenista, feminista y ecologista, con el objetivo principal de concurrir en coalición a las elecciones para presentarse como alternativa al bipartidismo.

A continuación