Así se adoctrina fuera de clase: Carrera infantil por la república catalana

Un centro excursionista y el ayuntamiento de Calldetenes (Barcelona) organizan una "prueba de orientación" independentista dirigida a los niños.

Pablo Planas

La entidad constitucionalista "Impulso Ciudadano" ha denunciado ante el defensor del pueblo la celebración de una prueba de orientación dirigida a niños de siete años en adelante en la que se trata de descubrir dónde están escondidas banderas y pancartas separatistas. Los organizadores de esta singular carrera reparten una treintena de balizas con la "estelada" por todo el municipio. Cada baliza incluye una pregunta sobre fechas o hechos del separatismo. Gana el equipo que encuentra más rápido las balizas y contesta mejor a las preguntas, según explica la web del "Club Excursionista de Calldetenes".

La organización detalla que "la carrera nació para dar a conocer y fomentar la modalidad deportiva de las carreras de orientación, montar una actividad de carácter infantil, familiar y popular y para apoyar a la república catalana".

La última competición se celebró el pasado sábado 25 de septiembre, en el marco de las fiestas del pueblo, de unos tres mil habitantes y gobernado por la facción local de Junts per Catalunya (JxCat). "Impulso Ciudadano" ha difundido un vídeo en el que se puede apreciar cómo niños y niñas de muy corta edad dirigidos por adultos corren en pos de las banderas separatistas.

En la denuncia presentada ante el Defensor del Pueblo, la entidad constitucionalista afirma que "la participación de la administración local, aunque sea en grado de colaboración, en la celebración de una prueba tan descaradamente ideologizada y partidista dirigida a un público infantil y juvenil es especialmente grave, puesto que por los antecedentes no puede desconocer que con la apariencia de una 'carrera' se pretende influir en el libre desarrollo de la personalidad del menor, vulnerando a nuestro juicio los derechos reconocidos en la Convención sobre los Derechos del Niño de 20 de noviembre de 1989 y la normativa española de protección del niño en lo que se refiere a su participación en actividades deportivas o de ocio".

Así, "Impulso Ciudadano" pide al Defensor del Pueblo que examine si la celebración de este tipo de pruebas es compatible con el libre desarrollo de la personalidad de los niños y si la participación de una administración pública puede ser considerada contraria a derecho.

A continuación