Delirios de El País: "Al no reconocer lo que hizo España en el pasado, Ayuso puede llegar a repetirlo"

La economía puede ser el fin de la pesadilla sanchista. Y Bergolio el fin del catolicismo en España.

Pilar Díez

El Mundo

"El IPC desbocado castiga a las familias y desborda al Gobierno". Nos vamos a enterar de lo que vale un peine. Y nunca mejor dicho. Dice el editorial que "se avecina un enrevesado rompecabezas energético de carísimas consecuencias para el ciudadano". "Se viene larvando desde principios de año una peligrosa encrucijada energética, en la que empresas y Gobierno deberían remar juntos hacia acuerdos para encontrar una salida pactada y beneficiosa, pero no es lo que estamos presenciando". La presencia de Podemos en el Gobierno la vamos a pagar carísima, con Yolanda Díaz cargando contra las empresas "en un ejercicio más de irresponsable populismo". Sánchez dormirá a pierna suelta, pero al resto de los españoles nos va a arruinar.

"Mientras se cruzan ataques, la vulnerabilidad energética de España crece y se descontrola la subida del precio de la luz y de los carburantes, lo que impacta de lleno en el bolsillo de las familias españolas, cuyos sueldos son incompatibles con la escalada inflacionista". Que recuerde Sánchez que la economía es lo que tumba gobiernos.

"Ayuso desembarca en la convención de Pablo Casado para 'reivindicar el PP en el que ella cree'". David Jiménez Torres examina a Casado y ve algunas grietas. "Es posible que Pablo Casado llegue a ser presidente algún día. Es posible, incluso, que ese día no tarde en llegar. Pero la convención nacional que el Partido Popular celebra esta semana recuerda que esa hipotética llegada a la Moncloa deberá más al deseo de una alternativa a Pedro Sánchez que al interés que Casado logre despertar entre los votantes por su partido, sus propuestas o su propia figura". Con tal de quitarnos a Sánchez de encima votamos lo que nos pongan por delante.

"Es evidente que en un PP ganador deberían caber y hasta sentirse cómodos los Feijoos y las Ayusos, los Teodoros y las Cayetanas. Pero Casado lleva ya tres años dando la impresión de que siempre le sobra alguien, o que al menos siempre le cuesta encajar a alguien". La impresión que da es que tiene tal complejo de inferioridad que se quiere cargar a todo el que vale más que él.

"Luego está la cuestión de los socios y los pactos. No es novedoso el ejercicio de funambulismo que supone criticar a Vox mientras se van normalizando los acuerdos con el partido de Abascal". "En España, tras la quiebra del bipartidismo, solo puede haber o pactos con los extremos o grandes coaliciones. Y si no nos gusta lo primero se debe explorar lo segundo. Sería una buena forma de conseguir la visibilidad que anhela: hay pocos espectáculos tan interesantes como el de un político que dice una verdad incómoda". David, no flipes, el PSOE nunca pactará con el PP, odia a muerte a la derecha y su militancia está radicalizada, son más podemitas que socialistas. No es no, no es no, no es no.

El País

"El alza de la inflación eleva la presión para subir más el sueldo de funcionarios y pensionistas". Tócate las narices, y a los demás que nos zurzan. "Arrecia el debate sobre la descentralización de instituciones para visibilizar territorios más allá de Madrid". No hay ningún debate, es otra arremetida de Sánchez contra Madrid.

El País arremete hoy contra Ayuso por la movida con el Papa con un demencial artículo. "Los desatinos de Ayuso sobre el indigenismo y el legado de España en América". "La presidenta de la Comunidad de Madrid ha comparado los movimientos indígenas con el comunismo y ha afirmado que la hispanidad solo llevó 'libertad, paz y prosperidad' al continente". Pues la verdad. ¿Quieren volver a los sacrificios humanos?

Patricia R. Blanco y Francesco Manetto firman a dúo un artículo en el que comparan lo que pasó con los indígenas en Hispanoamérica con los indios norteamericanos.

"Sin una sola mención a los millones de personas que murieron tras la conquista española del continente, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha reducido este movimiento —o pluralidad de movimientos—, que reivindica la identidad política y social de los indios y mestizos en América, a una 'revolución populista' que pone en entredicho 'el mestizaje y la fusión de culturas', sinónimos, a su juicio, de 'libertad, prosperidad, paz y entendimiento'. Y lo ha dicho en un país donde no solo los indios sufrieron una catástrofe en el pasado, sino que siguen sometidos a marginación y viven en condiciones deplorables". Precisamente, no hay más que viajar a, pongamos por caso, Guatemala o México y a EEUU para comprobar la diferencia entre la conquista de España y la de los ingleses en Norteamérica. Que los españoles no exterminaron a los indígenas está más que claro. Daros un paseo por la calle Bravo Murillo.

"En la misma semana en la que el Papa ha reiterado sus disculpas a México por los "errores muy dolorosos" cometidos por la Iglesia Católica, Ayuso ha realizado una defensa a ultranza de la Hispanidad y ha reprochado a Francisco, católico e hispanohablante, que se manifieste en tales términos". Este tío no es católico ni es nada, es un pendenciero con ganas de gresca. Que pida perdón él, fueron sus antepasados los que se cargaron a los indios en Argentina.

La pareja que firma el artículo ha consultado a un supuesto historiador, un tal llamado José Luis Villacañas, para que insulte a Ayuso ya que ellos no dan más de sí. "Ayuso tiene un problema de sensibilidad democrática y unas ideas que rozan el fanatismo. Al no estar en condiciones de reconocer lo que hizo España en el pasado, Ayuso puede llegar a repetirlo". Y yo que creía que ya no podía leer más barbaridades contra Ayuso en este periódico. A la vista está que me equivoqué. ¿De dónde han sacado a este zumbado, de un psiquiátrico? Casado, no esperes a Ayuso en Valencia, se va a embarcar en una carabela rumbo a las Américas a matar indios. Están como cabras, en el periódico sanchista.

ABC

"El Pollo Carvajal señala al Gobierno de Zapatero". Ignacio Camacho habla de coaliciones imposibles con Sánchez. "Quienes suspiren por coaliciones a la alemana deben buscar en ellos al responsable de haber dinamitado a conciencia el consenso y rechazado cualquier proyecto de situar la vida política en el espacio de centro. Y no en una sino en cuatro oportunidades, tantas como tuvo delante. Pudo elegir la moderación y y prefirió un frente de grupos anticonstitucionales. Pudo asegurarse la estabilidad y optó por la estructura más frágil. Pudo reconstruir los puentes de la convivencia y se inclinó por demoler sus últimos pilares. Y quizá todavía piense que puede engañar a alguien". No lo descartes, Ignacio. La metralla mediática es atronadora.

Alberto García Reyes cree que Casado ha hecho un milagro. "Los números salieron en Andalucía para abolir el régimen clientelar socialista, Feijóo volvió a arrasar en Galicia, Ayuso ha puesto bocabajo el escenario, la gaviota ha vuelto a las alturas de Madrid o Zaragoza, todas las encuestas menos el CIS del chef Tezanos barruntan victoria y su estrategia ha fagocitado a Ciudadanos para reagrupar el centro-derecha. Los hechos demuestran que Casado, a pesar de su guadianismo y de sus cesiones al discurso progre, que Vox rentabiliza bien, tiene liderazgo, sobre todo porque sabe delegar. Lo certifica su decisión de colocar como ingeniero del partido a Teodoro García Egea, que ha aplicado con paciencia la receta del éxito orgánico: las peleas en la planta de abajo dejan caer todo el edificio, las de la planta de arriba —véase Ayuso— lo refuerzan. Si esta regeneración sirve para que el bloque alternativo deponga al sanchismo, Casado habrá prestado un impagable servicio a España". Puntualicemos, lo de Andalucía lo consiguió Moreno Bonilla, lo de Galicia, Feijóo y lo de Madrid, Ayuso, que además se cargó a Pablo Iglesias —gracias, Ayuso—. Casado todavía no ha logrado nada. Y Teodoro en lo único que se aplica es en tocar las narices a la presidenta madrileña. Por lo demás, todo lo que sirva para deponer al sanchismo será bienvenido.

La Razón

"Moncloa filtra sondeos de valoración de Ayuso y Feijóo contra Casado". "La estrategia pasa por sembrar dudas sobre su liderazgo ante el empuje de los barones para desestabilizar al PP". Se ve que están asustados, ya no les basta el espantajo de Vox.

Marhuenda pone en su sitio al Papa. "A estas alturas existen pocas dudas de la escasa simpatía que tiene el papa Francisco por España. Estoy convencido de que el Espíritu Santo se confundió y los cardenales eligieron un candidato catastrófico". "No me siento representado por él", dice el pobre Marhuenda. Ni tú ni ningún católico. "Le gustan los ateos, los agnósticos y los enemigos de la Iglesia. Hace declaraciones populistas, con el más claro estilo del peronismo de su país de origen". Así pasa, que los que odian a la Iglesia católica están encantados con él.

"En lugar de estar al margen de las polémicas, le gusta chapotear en el barro de falso progresismo de esa izquierda sectaria y fanática iberoamericana tan querida por Podemos y los antisistema". Es un provocador, como los podemitas.

"No hay que pedir perdón, porque lo que se hizo fue llevar la civilización frente a la barbarie, el catolicismo frente a los sacrificios humanos y la idolatría y la libertad frente a la opresión que sufrían los pueblos indígenas sometidos". Que le pregunten a la momia de la niña Juanita de Arequipa. Parece que Marhuenda se va a embarcar con Colona Ayuso para repetir la hazaña.

A continuación