Los monjes de Montserrat eligen a un abad separatista para sustituir a Soler

El nuevo abad del monasterio benedictino es Manel Gasch Hurios, hasta ahora mayordomo y administrador.

Pablo Planas (Barcelona)

Los monjes benedictinos de Montserrat tienen nuevo abad. Manel Gasch Hurios es el sustituto de Josep Maria Soler, cuyo mandato ha estado marcado por la profusión de denuncias por abusos sexuales y un cierto oscurantismo del cenobio en el tratamiento de los casos.

Soler, que en agosto cumplió 75 años, edad para el relevo, da paso a Gasch Hurios, quien hasta ahora ejercía los cargos de mayordomo y administrador del cenobio y que era considerado el número tres en el "escalafón" abacial. El nuevo abad tiene 51 años e ingresó en el monasterio en 1996, tres años después de licenciarse en derecho.

Manel Gasch fue uno de los firmantes del manifiesto a favor del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 suscrito por algo más de trescientos sacerdotes catalanes. De marcado perfil separatista, Gasch es hijo de los fundadores de la cooperativa de abogados Colectivo Ronda.

Con su designación, la abadía de Montserrat continúa en manos del independentismo como uno de los principales símbolos del apoyo de la Iglesia en Cataluña a la causa de los golpistas.

A continuación