España da por concluida su operación de evacuación en Afganistán con los dos últimos vuelos

Viajan hacia nuestro país los últimos españoles que quedaban en Kabul. También se ha sacado a militares portugueses y a trabajadores afganos.

J. Arias Borque

Los últimos españoles de Kabul ya están rumbo a España. El Gobierno ha puesto punto y final a primera hora de este viernes a la operación de evacuación en Afganistán. Al final, no habrá un tercero avión y las dos aeronaves que tenían su franja horaria durante la madrugada de este viernes son las dos últimas de la misión. La previsión es que estos últimos evacuados lleguen a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, a media tarde.

En el pasaje de estos dos aviones iban los últimos 81 españoles que se encontraban en el país asiático, entre personal de la Embajada, la cápsula de seguridad de la misma compuesta por GEOS y UIP de la Policía Nacional, y los militares desplegados en el aeródromo, entre los que hay efectivos de Mando de Operaciones del Ejército de Tierra, el EADA y sanitarios del Ejército del Aire y el batallón CIMIC del Ejército de Tierra.

También van a bordo 4 militares portugueses –el país vecino no ha tenido capacidad propia de evacuación y ha fiado todo a la colaboración española– y 85 trabajadores y colaboradores afganos, junto a sus familias, que en estos últimos veinte años han trabajado para las Fuerzas Armadas españolas, portuguesas o para la estructura de la OTAN. España ha dejado algo de material en Kabul (trasmisiones, sanitario…) para hacer más hueco en los aviones.

El trayecto de regreso es el mismo que ha tenido lugar con el resto de evacuados. La primera parada es la base aérea de Al Minhad, en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), que ha sido utilizada como cabeza de puente por España para la misión de evacuación. En la misma se produce el cambio de avión, y desde ese punto se regresa hasta Madrid a bordo de un avión B787-8 Dreamliner de Air Europa, que opera con código militar.

La previsión inicial es que este avión de la compañía aérea privada –tiene un contrato con el Ministerio de Defensa para el transporte de tropas desde hace varios años– llegue a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, sobre las 19.15 horas. A bordo del mismo estaría el personal dependiente de la embajada, el personal militar que no forma parte de las tripulaciones de vuelo y los cooperantes afganos y familiares.

Las dotaciones de los aviones, es decir, el personal del Ala-31 del Ejército de Aire, y probablemente algunos del Escuadrón de Apoyo al Despegue Aéreo (EADA), descansarán un día en Dubái y regresarán a Zaragoza el domingo 29 en los tres aviones A400M desplegados por las Fuerzas Armadas en esta operación de evacuación, en la que se han realizado 17 vuelos de A400M y 10 vuelos con el avión de Air Europa.

En total, según han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa, se habrán sacado del país que ahora cae en manos de los talibanes a un total de 1.900 afganos, entre trabajadores y colaboradores de España, de otros países socios o de instituciones supranacionales como la Unión Europea y la OTAN.

Lo que no se conoce con precisión es cuántos de los traductores y colaboradores que han trabajado para España han conseguido ser evacuados y cuántos se han quedado atrapados o bien en Kabul, por la imposibilidad de llegar al aeropuerto, o bien en el resto de Afganistán, porque no han podido llegar desde las provincias de Badghis y Herat –situadas en el extremo oeste del país, a más de 800 kilómetros– hasta la capital afgana.

A continuación