El PP utiliza la quinta reelección de Feijóo en el PP gallego para escenificar la cohesión nacional del partido

Casado dice que tienen la maquinaria electoral preparada para unas nuevas elecciones. Rajoy avala la "alternativa sensata" del líder de los populares.

Libertad Digital

Alberto Núñez Feijóo ha sido proclamado por quinta vez líder del Partido Popular gallego en un congreso celebrado este sábado que ha servido para mostrar la unidad del partido a nivel nacional ante el reto de desalojar a Pedro Sánchez del Palacio de La Moncloa. Allí han estado el actual presidente del PP, Pablo Casado, hasta once barones autonómicos (entre los que destacaba Isabel Díaz Ayuso) y el último presidente del Gobierno popular, Mariano Rajoy.

Una cohesión necesaria para estar en condiciones óptimas para liderar un nuevo Gobierno. Y así lo ha expresado el propio Casado. "Lo importante no es lo que está en la Moncloa; lo importante es lo que está fuera y lo que puede recuperar la gobernabilidad de España, el prestigio exterior, la España plural y unida, política social, progreso económico, creación de empleo, institucionalidad, la defensa de lo que a todos nos debe unir y la salud".

El presidente nacional del PP ha afirmado que su formación política "tiene listo" todo para afrontar unas elecciones generales y cuenta con el aval de tener "a los mejores" dirigentes que ya están gobernando para acceder también ahora a La Moncloa. "Estoy convencido de que muy pronto nos van a dar la oportunidad de poner todo esto en práctica", ha dicho, tras lo que ha asegurado que "Pedro Sánchez ya no puede pisar la calle; y ya no le respetan ni los suyos".

En esa misma idea también ha incidido el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que ha mostrado su apoyo a la "alternativa sensata" en el Ejecutivo central que representa el PP y Casado, al que dijo que "todos ayudarán" a conseguir La Moncloa, cada uno en lo que "pueda", al tiempo que se ha pedido aparcar ideas de referéndum independentista en Cataluña para crear "concordia" entre los ciudadanos.

El mensaje de Núñez Feijóo también ha sido claro y enfocado en la unidad del partido: "Todos somos el PP de España". "Quieren enfrentarnos porque nos ven competitivos. No es nada nuevo", ha dicho Feijóo, quien ha recordado, en la clausura del cónclave, cuando al PPdeG, en la última etapa de Manuel Fraga, se le señalaba como un partido de "familias", de "boinas y birretes" para tratar de "dividir".

"No entienden que somos un partido de alto espectro; que hay compañeros más liberales, otros más conservadores, otros más reformistas y otros más centristas. No entienden que en un partido puedan caber distintas sensibilidades y lo más importante, no entienden cómo estas sensibilidades se respetan porque suponen crecer y ensanchar el partido", ha proclamado.

Al tiempo, tras incidir en su voluntad de que el partido contribuya desde Galicia a que Pablo Casado pueda ganar en las urnas cuando haya elecciones generales, ha pedido a los suyos calma y "no contagiarse" por una "tendencia" que ha vinculado con el Gobierno que dirige Pedro Sánchez: la de "convertir la política en una jungla".

"Que no nos contagie la tendencia a convertir la política en una jungla en la que uno va de liana en liana, sin detenerse. Dejemos a Sánchez en ello, que vaya de la liana de Junqueras a la de Otegui, pasando por la liana de Podemos. No nos liemos con las lianas de Sánchez. Siempre estaremos en el precipicio si lo hacemos, y mucho más importante, dejaremos a España en el precipicio del abismo", ha avisado.

Enfrente, ha apelado a "no esconderse" y a "levantar la cabeza" para "decir alto y claro" que el PP es "una alternativa sólida" y con una historia política detrás, una formación que está "llamada" a volver a gobernar.

Holgada victoria de Feijóo

La lista encabezada por el líder gallego y actual presidente de la Xunta de Galicia, que era la única que se presentaba, ha conseguido el 98,3 por ciento de los apoyos. Exactamente, ha conseguido 801 de los 816 votos emitidos. Una cifra incontestable. Y con menos votantes de lo habitual porque el PP ha reducido drásticamente el número de compromisarios debido a la pandemia de coronavirus.

Sin apenas incógnitas en clave orgánica, el presidente gallego había desvelado ayer viernes el conjunto de su nueva dirección, en la que repite como secretario general el ferrolano Miguel Tellado, responsable de reunir en Galicia a la mayor parte de barones autonómicos de su partido. También el nombramiento de seis vicesecretarios entre los que destacan las consejeras de la Xunta, Fabiola García y Ángeles Vázquez.

A continuación