El PP trata de recurrir los indultos al considerarse "parte perjudicada" por las amenazas de los CDR a Casado

Como la formación no ha sido partícipe de la causa, los de Casado van a solicitar primero la "legitimación" para presentar ese recurso.

Míriam Muro

El Partido Popular va a intentar recurrir los indultos del Gobierno a los golpistas ante el Tribunal Supremo. Como la formación no ha sido partícipe de la causa, los de Pablo Casado van a solicitar primero la "legitimación" para presentar ese recurso.

Así lo ha anunciado este martes Pablo Casado en Onda Cero donde ha explicado que considera que el PP es "parte afectada" después de que se conocieran los planes de los CDR en la campaña de las generales de 2019 para atentar contra él.

Fue la semana pasada cuando se supo que un juez había tomado declaración a miembros del Comité de Defensa de la República que reconocieron que planeaban "atentar" contra algunos políticos, entre ellos, Pablo Casado. "Si los CDR son la continuación del 1 de octubre, si son aquellos a los que el señor Torra les decía 'seguid apretando' y si son aquellos que reportaban al presidente de la Generalidad, al que apodaban Gandalf, podremos decir que somos parte perjudicada", ha explicado el líder del PP.

En Génova llevan días buscando la manera de que se acepte su recurso ante el Supremo y creen que, a través de está vía, tienen posibilidades aunque saben que es un camino complicado.

"Vaciar el parlamentarismo"

El presidente de los populares también ha aprovechado esta entrevista para cargar contra el Gobierno de Pedro Sánchez por tratar de "vaciar el parlamentarismo", cuando excluye al principal partido de la oposición de "esta nueva historia para todos y para todas", y se dedica a hacer "performances en teatros".

"Nunca habíamos visto la representación parlamentaria más atacada", ha continuado para después criticar de nuevo a los empresarios catalanes que defienden el indulto a los golpistas: "No representan a nadie. Estamos viviendo un vaciamiento del parlamentarismo en España, resulta que ahora todo se va a pactar con las ONG y los sindicatos", ha ironizado con la voluntad del gobierno de pactar con "la sociedad civil". "Es que vamos a acabar negociando una ley con el Padre Ángel o con un chef de prestigio", ha continuado.

A continuación