PP y Vox alcanzarían la mayoría absoluta con el desplome de PSOE y Podemos, según una encuesta

Encuesta tras encuesta se confirma la tendencia generada tas las elecciones madrileñas que dan una victoria a la derecha en las elecciones generales.

Juanjo Alonso

PP y Vox alcanzarían hoy, si se celebrasen elecciones generales, entre 180 y 181 escaños, la cifra más alta desde 2011. Ambas formaciones contarían con el 48,2% del voto y con 11,4 millones de votantes. Pablo Casado, según una encuesta de Nc Report publicada este lunes por el diario La Razón, lograría entre 127 y 129 escaños y el 30% de los sufragios. Santiago Abascal, por su parte, se mantendría entre los 48-50 diputados de los 52 actuales y con el 14,9% de los votos.

Con estos resultados la derecha sumaría la mayoría absoluta sin la necesidad de apoyarse en Ciudadanos que confirmaría su debacle con una representación de 1 o 2 escaños, frente a los 10 que tuvo en las elecciones de 2019.

El bloque de la izquierda sigue acusando la deficiente gestión de la pandemia del coronavirus, además del errático movimiento territorial con las mociones de censura y las elecciones de Madrid.

Una vez que Pablo Iglesias no está en el Gobierno ni en Podemos, el foco se centra en Pedro Sánchez. Y el PSOE notaría el desgaste de la legislatura pasando de los 120 diputados a 100-102, con el 25,8% de los votos. Por su parte, Unidas Podemos, que a día de hoy no tiene ni líder ni posible candidato sufre otro desplome similar al de su socio de gobierno y pasa de los 35 escaños a los 19-20, con el 9,2% de los votos. Las dos formaciones referencia de la izquierda perderían 1,2 millones de votos respecto a las últimas elecciones generales.

El partido de Íñigo Errejón, que dio el sorpasso al PSOE de Gabilondo en las elecciones del 4-M, no obtendría ni de lejos un movimiento parecido a nivel nacional ya que sumaría entre 4 y 6 diputados.

Por otra parte, en el bloque independentista del Congreso, ERC mantendría los 13 escaños, el PNV podría subir uno, al igual que el partido del prófugo Carles Puigdemont, que se disputaría un escaño con la CUP.

A continuación