El 92% de los actos de odio y violencia política en Cataluña son de autoría separatista

De 380 casos detectados, 349 han sido incidentes violentos perpetrados por personas o grupos independentistas.

Pablo Planas (Barcelona)

Un informe del Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña sobre 2020 ha contabilizado 380 incidentes de violencia política y odio ideológico, algo más de uno diario. De esta cifra, un 28,95%, se han registrado en redes sociales y el 71,05%, en las calles de Cataluña. De los de 380 casos, 349 han sido incidentes violentos perpetrados por personas o grupos independentistas. De este modo, ciudadanos particulares, entidades y partidos contrarios a la independencia han sido las víctimas mayoritarias de la violencia política (un 73,95%).

Según el estudio del Observatorio Cívico, los partidos políticos víctimas de más ataques han sido Vox (37,10%), PSC (20,97%), Cs (14,52%), ECP (6,45%) y PP (4,84%). En el ámbito de los partidos separatistas, ERC ha sufrido un total de diez ataques, el 16,3% del total. El resto de formaciones independentistas, CUP, PDeCAT y JxCat, no han sufrido ningún ataque.

En cuanto a las entidades, de los doce incidentes violentos, diez fueron contra organizaciones constitucionalista, (4 contra S’ha Acabat!) y dos contra entidades independentistas. El informe apunta también que "se han constatado 21 ataques a las distintas Fuerzas del Orden y Cuerpos de Seguridad, tres contra el Poder judicial y uno contra la Fiscalía. Y un elevado número de agresiones a periodistas (17 casos, 11,63% del total), lo que convierte a este colectivo presente en concentraciones públicas en el que ha sufrido mayor número de incidentes violentos. La violencia política contra autoridades, instituciones y profesionales ha provenido casi exclusivamente del ámbito secesionista, un 96,58%".

En cuanto a la tipología de la violencia política, las episodios más comunes han sido "acoso y boicot a los contrarios a la secesión (46) y escarnio a figuras y representaciones del ámbito constitucional (46 incidentes); daños y deslucimiento de bienes del ámbito contrario a la secesión (43); injurias a representantes del constitucionalismo (24); enaltecimiento del terrorismo dirigido a los constitucionalistas (20); amenazas a los contrarios a la secesión (19); y agresiones físicas a constitucionalistas (13)".

Hispanofobia y medios públicos

El estudio ha detectado además la creciente importancia del elemento hispanófobo, presente en 122 incidentes. En cambio, "no se ha registrado en redes ninguna declaración de odio o catalanofóbica proveniente de profesionales, responsables políticos o entidades del ámbito constitucionalista y contrario a la secesión. Desde la otra orilla, personajes habituales de los medios de comunicación públicos como Jair Domínguez, Pilar Carracelas o Pilar Rahola se han erigido propagadores del odio y de la hispanofobia en redes sociales, TV3 y Catalunya Ràdio".

El Observatorio Cívico sobre la Violencia apunta además que los datos desmienten el discurso de la Generalidad sobre una supuesta violencia de la extrema derecha como característica principal de la violencia política en Cataluña. También destaca que la Generalidad legitima la violencia y "cuestiona a las fuerzas de seguridad dependientes de ella. Y a través de sus medios de comunicación públicos lanza las consignas y las coartadas morales pertinentes que son semilla de las sucesivas olas de desórdenes sufridas en las calles de Cataluña en los tres últimos años".

A continuación