El "as en la manga" de Sánchez "para ir a degüello contra Ayuso"

La izquierda a muerte contra Ayuso, las vacunas que vienen y que van y soplamocos de Europa a Sánchez.

Pilar Díez

El Mundo

La UE le ha dicho a Sánchez que ni hablar a su "cacicada judicial". Dice el editorial que es "triste que haya tenido que ser la presión de Bruselas la que haya logrado que Sánchez retire al fin su intento bolivariano de control político de la Justicia". Es triste pedir, pero más triste es robar, Rosell.

"Este diario lleva años clamando por la despolitización de la Justicia. Ahora la UE señala muy claramente el camino a Sánchez. Que debería ser consciente del coste de sus tentaciones autoritarias en pleno contexto preelectoral alemán y con los estados miembros pendientes del buen uso que dan los países más endeudados al dinero europeo. No se trata solo de que PSOE y PP se sienten a negociar otro puñado de nombres salidos del dedo partidista tras el 4-M: se trata de que negocien los pasos hacia una reforma estructural que empodere a los jueces frente a las injerencias de los políticos", clama en el desierto.

"Ayuso se enfrenta hoy a los ataques de todos los partidos en el único debate a seis". Sí, va a ser un espectáculo sangriento, no apto para cardíacos, todos a despellejar a Ayuso. Dice El Mundo que "puede ser clave para que los más de 600.000 indecisos", que dice este periódico que hay, "decanten su voto". ¿Pero cuál es el sinvivir de los indecisos? ¿Votar a Ayuso o votar a Iglesias? Pues sí que están perdidos los indecisos.


Raúl del Pozo dice que a Sánchez le ha "surgido —con el tirón de un ídolo, de un torero o de un rockero— una deidad de bares y mercados que le desafía, y él embiste a su capote. Estaba acostumbrado a pelear con personas, no con fetiches, y se ha equivocado en el relato, porque el PSOE sabe trajinar la España de dos velas pero siempre se equivoca con Madrid. Pedro, a pesar de ser de Madrid, no ha caído simpático en una ciudad que era de izquierdas y se ha derechizado porque no entiende la peligrosa alianza con el nacionalpopulismo. Quizás le dé la vuelta a las encuestas, pero Madrid prepara su venganza". ¿Quieres decir que ahora las encuestas dirán que gana la izquierda y pierde Ayuso pero que al final la presidenta se hará con la victoria? Raúl, que no estamos para acertijos.

Federico Jiménez Losantos insiste en que se vacune como sea. "La obligación de cada país es salvar las vidas que pueda; y a ello, aunque tarde, se aplican todos, incluso Alemania. Sánchez, no. Como las dos ganaderías comunistas —los mansos escurridos de culata y los cornigachos pregonaos—, el PSOE embiste contra Ayuso, la que mejor ha toreado la tragedia sanitaria y la económica", por más que le escueza a la izquierda.

"Sánchez, con la ayuda de una prensa penosa, se refugia en los trombos, hurga en el pánico y oculta que tiene más peligro de trombos el que fuma y aún más la que toma pastillas anticonceptivas que el vacunado con AstraZeneca, menos de un caso por millón. Pero a Sánchez le gusta el trombo porque es como él: un obstáculo para que la vida fluya libremente".

El País

El País le da la vuelta a la tortilla para ocultar el bofetón de la UE a Sánchez. "El Gobierno se apoya en Europa para urgir al PP a pactar el Poder Judicial". Es tan burdo que no merece ni comentarios. Este periódico ha perdido la vergüenza.

"El último obstáculo para Díaz Ayuso". Xose Hermida dice que "no hay desliz ni afirmación falsa que logre erosionar a Isabel Díaz Ayuso". Para afirmaciones falsas las de Sánchez y Gabilondo. "Hasta ahora no ha habido controversia —y han sido unas cuantas— de la que no haya salido indemne la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección. Y a pesar de todo, la izquierda aún sueña con cazarla en alguna emboscada. Buena parte de sus esperanzas de conseguirlo están depositadas en la noche de este miércoles, en el único debate entre candidatos de toda la campaña". Para mí que los debates pasan sin pena ni gloria, se comentan al día siguiente y a otra cosa. Por cierto que las campañas electorales deberían modernizarse un poco, porque se hacen eternas. Ya no hay que desplazarse en autobús hasta el último pueblo para pedir el voto, los mensajes corren por las teles y las redes. Propongo reducirlas a una semanita y a votar.

El País lleva días criticando que Ayuso solo haya aceptado un debate. "Quien más expone en un debate es el que encabeza la carrera y, en su caso, todo indica que lleva una ventaja sustancial. Por eso su equipo se negó a someterse a más de uno y exigió que se celebrase en una fecha alejada de la jornada electoral: si hay algún patinazo, que quede tiempo para enterrarlo", reprocha.

Pues miren lo que decía el periódico sanchista el 4 de octubre de 2019 en la campaña de las generales. "Pedro Sánchez solo acepta un debate televisado a cinco para el 10-N". "RTVE planteó precisamente tres debates. El comité electoral socialista rechazó este jueves formalmente ese escenario. Sus responsables consideran suficiente que haya un debate a cinco". Y oye, mutis por el foro.

Continúa Xosé Hermida insuflando ánimos a Iglesias. "El propio Iglesias recordó este martes que "Podemos no existiría sin los debates televisivos". Y sentenció: "Empieza otra campaña". El sorteo del orden de intervenciones le ha hecho un guiño: abrirá y cerrará el programa". Pablo, corazón, no te enteras, cuando nació Podemos generó ilusión, la gente confió en que era algo diferente, en que venía regenerar la vida pública, esos discursos que nos largabas sobre la casta, los salarios de los políticos, ah, qué tiempos. Ahora todo el mundo sabe que Podemos llegó a la política para forrarse, como has hecho tú, señor marqués. Y por cierto, es genial que cierre el debate. Si lo último que vamos a ver es su jeta llena de odio la gente va a correr a los brazos de Ayuso. Pero si espanta hasta a la extrema izquierda, este déspota de tres al cuarto.

Sigue diciendo Xosé Hermida que "que la presidenta la pifia a veces es una realidad que ni sus colaboradores niegan". ¿Y quién no la pifia alguna vez? Ayuso no es una política al uso que se mira el ombligo, como los que están en el Congreso. Es una persona normal, simpática y empática, y como toda persona normal a veces mete la gamba.

Pero El País no se rinde y pone a un famoso como ejemplo de por dónde tiene que ir el voto. "Cristina Pedroche y su no al PP: ¿Qué esperan que vote? Soy de Vallecas". ¿Cristina Pedroche? Ah, sí, la chica que se hizo famosa por dar las campanadas de Nochevieja prácticamente en cueros. Todo un referente intelectual para la opinión pública.

"Los carteles electorales de Vox terminan en la Fiscalía por un posible delito de odio". Vox podría centrarse en darle caña a la izquierda y no meterse en jardines que no tocan. Madrid no tiene competencias sobre los menas ni sobre inmigración, y la seguridad ciudadana depende de la policía nacional.

ABC

"Sánchez renuncia a someter al CGPJ, obligado por Bruselas". El editorial se ceba con Sánchez. "La cacicada parlamentaria diseñada en diciembre por Pedro Sánchez para modificar unilateralmente el sistema vigente de elección de los veinte vocales del Consejo General del Poder Judicial va a ser por fin retirada".

"Era tanto como modificar la Constitución por la vía de los hechos consumados con la prepotencia propia de un Gobierno que concibe el poder de modo omnímodo y autoritario. Sánchez planteó un órdago a la democracia y lo ha perdido".

"Sánchez calculó mal porque es de los dirigentes cesaristas que creen que el poder ejecutivo ha de imponerse sobre cualquier otro. No cree en la separación de poderes y sus modos son los propios de una dictadura blanda. Se le van acumulando los avisos de la UE". Menos mal que está Europa, si no ya seríamos Venezuela. O Cuba. Los columnistas están muy ocupados con el fútbol, así que no los distraigo.

La Razón

"Sanidad reparte hoy la vacuna de Janssen tras el aval de la UE". ¡Alabado sea Dios! A ver si dura y logramos vacunar una semana completa sin interrupciones.

Antonio Martín Beaumont cuenta que "Pedro Sánchez tiene a buena parte de los suyos en permanente estado de contrariedad". Que "su obsesión por desplegar la artillería pesada contra Isabel Díaz Ayuso, incluso bajando a la arena como candidato de facto el 4-M, tiene atacado de los nervios al cuartel general socialista. Esos mismos socialistas entienden, claro, que el jefe de filas es el mejor valor de sus siglas". ¿En serio? Pues sí que andan despistados en Ferraz. En Madrid a Sánchez no le pueden ni ver. Ha maltratado a la comunidad para favorecer los intereses de gentuza como Rufián.

"Las cosas se ven tan negras, que entre los diputados del puño y la rosa ya se espera, más como deseo que como certeza, que el jefe tenga guardado un as en la manga, un movimiento sorpresa que pueda pillar desprevenida a Ayuso. De otro modo no logran explicarse, visto como van las cosas, que el mandamás de la Moncloa se haya tirado con todo su equipo a una piscina sin agua". Pues es muy sencillo, Sánchez se mira todos los días al espejo y se dice, qué guapo soy, qué tipo tengo. Su enorme ego, el gran concepto que tiene de sí mismo le tiene cegado y no puede creer que la realidad sea otra. A ver si le quitamos la venda en Madrid el día 4.

Beaumont sugiere que el as de Sánchez es que "llegado el caso, estaría dispuesto el presidente a imponer decisiones a la Comunidad de Madrid para favorecer que el aparato de campaña socialista vaya a degüello contra Ayuso". El aparato de campaña socialista ya va a degüello contra Ayuso. ¿De verdad que su as en la manga para ganar a Ayuso es castigar más a Madrid? Este tío es un genio, oye, de todos es sabido los masoquistas que son los madrileños. Hala, hala, nos vemos el 4 de mayo.

A continuación