Podemos cuestiona al juez por ordenar investigar a la niñera de Montero y las costas cobradas por Iglesias

En un escrito, al que ha tenido acceso LD, Podemos acusa también a Vox, que ejerce la acusación popular, de esconder "intereses espurios políticos".

Miguel Ángel Pérez

Podemos ha cuestionado al juez del caso Neurona por ordenar investigar los casos de la niñera-asesora de la ministra de Igualdad, Irene Montero y las costas procesales cobradas por el líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

Tal y como desveló en exclusiva LD, Iglesias fue investigado internamente por cobrar 7.730 euros en costas procesales cuando era defendido por abogados a sueldo del partido. Además, la que fuera responsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Carmona, denunció que Montero gastó "presupuesto de campaña" para que la exdiputada y actual asesora del Ministerio de Igualdad, Teresa Arévalo, cuidase a sus hijos. El instructor acordó entonces estudiar los hechos en procedimientos independientes y eran remitidos a reparto entre todos los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla en Madrid.

En un escrito, al que ha tenido acceso Libertad Digital, remitido al titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, Podemos pide impugnar un recurso presentado por Vox, que ejerce la acusación popular en la causa y acusa a la formación de Santiago Abascal de esconder "intereses espurios de índole político, que además, nos tememos, se acrecentarán en el presente procedimiento con motivo de la inminente campaña electoral".

"La acusación popular", añade, "representa a otro partido político que también concurre a dichas elecciones, y en la medida en que se lo permita el Ilmo. Sr. Magistrado-Juez Instructor, sus actuaciones irán probablemente encaminadas no sólo a la búsqueda prospectiva de indicios sobre presuntos hechos con apariencia de irregularidad, sino también a buscar por cualquier vía el mayor desprestigio posible para un contrincante político. En esa misma línea pueden encuadrarse determinadas diligencias de investigación solicitadas durante el proceso, como ya hemos venido advirtiendo en varios escritos".

A continuación, Podemos arremete contra el juez Escalonilla y la fiscal de la causa: "Lo que no acabamos de entender, dicho sea en respetuosos términos de defensa, es que el Ministerio Fiscal, aun reconociendo la animadversión de la testigo y a pesar de que su escrito carezca palmariamente de indicios contrastados más allá de sus solas e interesadas afirmaciones, solicite al igual que la acusación popular Vox la formación de piezas separadas para supuestos hechos de los que nada consta e incluso la denunciante niega la trascendencia penal desde el propio momento en que los relata más de un año más tarde de la inicial denuncia".

"Ello conlleva además como resultado una causa general contra el partido político y sus integrantes, como efectivamente consideramos que ya está ocurriendo, con numerosas ramificaciones a las que podrían irse incorporando nuevas líneas de investigación sobre nuevas denuncias de terceros, que aunque carezcan de base o conexión alguna con el presente procedimiento, se permita ir abriendo nuevas líneas de investigación prospectiva a la vez de que vayan archivándose las anteriores", afirma la formación de Iglesias y Montero.

"Tampoco comprendemos", continúa el escrito, "dicho sea también en estrictos términos de defensa, el cambio de criterio del Ilmo. Sr. Magistrado-Juez Instructor respecto del que había fijado en la declaración de la testigo, acotando la misma a los estrictos términos de los hechos investigados. Ahora, en cambio, se le permite introducir los supuestos ‘hechos nuevos’ vía documental, al contrario de lo que se le había impedido in voce en dicha declaración".

Cuestiones de índole personal

Tal y como avanzó este diario, Podemos ya solicitó al juez que no investigase el caso niñera que afecta a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y las costas procesales que cobró presuntamente de forma irregular, Pablo Iglesias, alegando que eran "cuestiones de índole personal".

La formación morada atacaba también a la exresponsable de Cumplimiento Normativo del partido que denunció estos hechos, Mónica Carmona, afirmando que su denuncia contenía "argumentaciones variopintas de índole supuestamente fáctica y jurídica sobre los hechos que están siendo objeto de investigación o que lo estuvieron, habiéndose en estos momentos sobreseído provisionalmente la causa con respectos a la mayoría de ellos, o cuestiones de índole personal que nada tienen que ver con el presente procedimiento".

A continuación