Ciudadanos se presenta como el antídoto de los populismos y la división

Inés Arrimadas ha arropado a su candidato Edmundo Bal apelando a evitar que la división que sufre Cataluña se cierna ahora sobre Madrid.

Noelia Bautista

Arropada por la vicealcaldesa de la capital, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha presentado hoy a Edmundo Bal, como candidato de la formación naranja a los próximos comicios del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid.

Una presentación en la que Arrimadas ha defendido su apuesta por los valores de centro y ha renegado de la división, que dice, "algunos" quieren imponer en Madrid entre "supuestos comunistas y fascistas". Una línea divisoria que no quieren en su partido, ha defendido la presidenta naranja, recordando que ella ha visto en Cataluña lo que es "romper familias" por la política, así como grupos de amigos y negocios. En este sentido, Arrimadas ha advertido de que años de este discurso tienen esas consecuencias y paralizan las instituciones. "No permitáis que pase en Madrid, en el corazón de nuestro país", ha añadido, "porque si pasa aquí, pasará en toda España".

Es por ello por lo que asegura Arrimadas que Madrid necesita una opción como Ciudadanos, "un gobierno liderado por Ciudadanos". Un ejecutivo que apueste, subraya, por un centro amplio que piense en el Madrid de 2030 y que "no reproduzca los discursos de los años 30".

Además Arrimadas ha puesto de relieve la experiencia de su equipo como parte del gobierno madrileño hasta ahora, ensalzando la labor de los consejeros naranjas en áreas como transportes, economía o cultura, así como la desarrollada por Ignacio Aguado como vicepresidente de la región.

Ciudadanos apuesta por Bal

En el acto, en el que también ha participado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ambas han destacado los valores de su hasta ahora portavoz adjunto en el Congreso.

De Edmundo Bal han ensalzado su voluntad de "hacer lo correcto", aunque "tuviese en frente al presidente del Gobierno", ha dicho Villacís, en referencia a su destitución como abogado del Estado por oponerse al criterio de acusar a los líderes por el golpe en Cataluña por el delito de sedición.

En cualquier caso, Villacís ha dejado claro que hay que trabajar "mucho más duro" durante la campaña electoral para que Madrid "no vuelva a tiempos oscuros ni a ser gobernada por los que quieren confrontar y dividir". Ha insistido además en que en Ciudadanos no permitirán "convertir la política en un reality como están haciendo muchos".

Bal se define como antídoto

Por su parte el candidato Edmundo Bal ha definido a su formación como el "antídoto del populismo" y ha asegurado que tras las elecciones del 4 de mayo no gobernarán en la Comunidad de Madrid "ni Podemos, ni Vox ni "Más Podemos". Así ha calificado a la formación de Mónica García, más que futura socia del socialista Ángel Gabilondo si éste repite triunfo en los próximos comicios para arrebatar el poder al bloque de derechas.

Bal ha dejado claro que hay mucho en juego y que él viene a frenar a los extremos para imponer el sentido común. "Eso es lo que os puedo prometer", ha señalado, tras subrayar que va a darlo todo y no va a dejar de emplear un segundo de su vida en el interés de los madrileños.

Palabras en la Plaza de Santa Ana de la capital donde además Bal ha recibido el respaldo de otros cargos del partido como el número 3 de su lista y portavoz de la Asamblea de Madrid, César Zafra, el exvicepresidente Aguado, o el exconsejero Ángel Garrido que hace días anunció su retirada de la política una vez finalice la campaña. Ante ellos el candidato de Ciudadanos ha reivindicado su labor durante esta legislatura.

A continuación