La izquierda está desquiciada y en pánico: basta oír sus insultos y su rabia en las tertulias

El Gobierno se mete de lleno en campaña castigando a los madrileños con sucias patrañas para desgastar a Ayuso.

Pilar Díez

El Mundo

"El Gobierno boicoteará la política de Ayuso con la hostelería en precampaña". Qué buena estrategia, jorobar a los madrileños para conseguir sus votos. Una idea genial, Iván.

Dice el editorial que el Gobierno usa "a la Comunidad de Madrid como blanco de su diana", como lleva haciendo desde que empezó la pandemia. "Abonar el choque institucional en estos momentos supone un boicot intolerable que vuelve a tomar a los ciudadanos de Madrid como chivos expiatorios del fiasco gubernamental". Estamos de Sánchez hasta los pelos, pero hasta el último de los pelos.

"Moncloa no ha escondido su intención de alimentar la confrontación con la Comunidad de Madrid a cuenta de la estrategia del Gobierno que preside Ayuso para compatibilizar el control en la transmisión del virus y el mantenimiento de la economía". Y ha decidido castigar y arruinar a los madrileños. Yo pensaba que para ganar votos había que mimar a los votantes, pero vamos, que ellos son los que saben de esto.

Iñaki Ellakuría les pone en sus sitio. "La razón de que en España sigan muriéndose a diario centenares de personas no son los bares abiertos de Isabel Díaz Ayuso, sino el fracaso de un plan de vacunación que nos sitúa en la cola de Europa. Así que, menos sermones y más pinchazos".

Ayer se consumó en Murcia la incorporación de Arrimadas a la banda de Sánchez. "Pocos murcianos comprenden que el bastón de mando hoy lo tenga un socialista gracias al conchabeo entre su partido, Ciudadanos y Podemos para desalojar al PP", dice El Mundo. Ver a un partido que has votado alguna vez al lado de Podemos produce un asco indescriptible. Y rabia, mucha rabia. Murcia es "el mejor ejemplo de la desnortada deriva por la que se deslizan los de Arrimadas". "De pronto parecen haber olvidado sus principios, sus líneas maestras políticas y los valores constitucionales esenciales que siempre han reivindicado, dispuestos a traicionar a sus propios votantes para participar en inconcebibles enjuagues como la esa sí fallida moción en la Región de Murcia". Y todo para ni siquiera conseguir la alcaldía, que se la han dado al PSOE. Esto ya no es venderse, es arrastrarse.

Federico Jiménez Losantos dice que "Inés no ha vacilado en unirse a Podemos para darle Murcia al PSOE, tampoco vaciló en denunciar a Ayuso por convocar elecciones en Madrid al ver la traición de Murcia, ni en presumir de que su adversario Igea impidió el triunfo de la moción del PSOE en Castilla y León, ni en echar del partido a los tres tránsfugas que no acompañaban a los otros tres en el asalto a la comunidad de Murcia, ni en mantener en sus filas, si es que le quedan filas y no líneas de puntos, a los tres que ayer, junto a comunistas y socialistas tomaron Murcia". Menuda víbora ha resultado ser Inés. Qué palo.

El País

"Ayuso choca con la dirección del PP por el encaje de Cantó en su lista". Más bien ha sido la dirección del PP la que ha chocado con Ayuso dando la oportunidad a la izquierda mediática de meter cizaña.

El caso es que, mientras que ayer decía este periódico que Casado quería "distanciarse de Ayuso" y que dejaba la campaña a la presidenta y Almeida, hoy dice que "el PP de Pablo Casado se juega mucho en las elecciones de Madrid el 4 de mayo, y no va a dejar que Isabel Díaz Ayuso vuele sola en la campaña". A ver si os aclaráis, que nos vais a volver locos.

Todo es enredar lo que se pueda, con la inestimable colaboración de Teodoro García Egea. Toni Cantó no debería haberse dejado mangonear por el mayor enemigo de Ayuso.

En cambio, cuenta El País que en el PSOE todo va como la seda. "Sánchez rejuvenece la lista del PSOE para las elecciones de Madrid con perfiles con experiencia de gestión". "Pedro Sánchez va a diseñar personalmente la candidatura de Ángel Gabilondo". Lo cierto es que en el PSOE madrileño están que trinan. Cuenta Vozpopuli que "el cabreo de buena parte de la dirección del PSOE de Madrid y de su militancia con Sánchez y Redondo ya ni se disimula. Los grupos de Whatsapp de afiliados están llenos de mensajes contra el director de Gabinete y contra el propio presidente". Pero de esto en El País, ni pío.

Teodoro León Gross coge hoy la garrota para maltratar a Ayuso, a la que acusa de tener un "discurso seudolibertario de inspiración trumpista". "Claro que ella también se beneficia de la animadversión, a menudo hasta la caricatura, por parte de la izquierda mediática". Es que se os está yendo la pinza, sois patéticos.

ABC

"Casado y Ayuso coordinan la entrada de Cantó y buscan neutralizar a Bal". Carlos Herrera dice que no nos perdamos en líos de partidos y vayamos a lo importante. "La dicotomía Comunismo o Libertad puede parecer correcta, pero mejor sería que la lista probablemente vencedora redujese el eslogan a simplemente Libertad. No pierdan comba. Se juegan su Libertad. Y la de los demás". A ver si lo entiende García Egea y se toma unas vacaciones hasta el 4 de mayo.

Carrascal dice que "basta oír los insultos que se cruzan y la rabia de la brigada agit-prop del Gobierno en las tertulias para darse cuenta de que empiezan a perder los nervios al ver que la operación ‘mociones de censura’ en tres autonomías ha hecho descarriar sus planes de tomarlas al asalto". Siempre les quedará la ciudad de Murcia como consuelo. "El más furioso es Iglesias", ya de por sí un matón iracundo de nacimiento, que, según Carrascal, sufre un "ataque de pánico" porque las encuestas le mandan a un rincón de la Asamblea. "Falta poco más de un mes para ir a votar, y va a ser de infarto. Sigan por tanto las encuestas y su efecto arrastre sobre el voto huérfano de Ciudadanos". Dan ganas de irse a las Bahamas hasta el día de votar. Allí sí se puede viajar.

El editorial también comenta los numeritos de Iglesias, como lo de denunciar al PP por cohecho. "Iglesias es muy libre de hacer el ridículo como le plazca, y esa denuncia es una exhibición absurda de su forma de entender la política, como cuando también anunció que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, acabaría en la cárcel. Es parecido a lo que decía Donald Trump de Hillary Clinton en plena campaña electoral de 2016". Trump era un tipo angelical comparado con Iglesias.

"Transfuguismo es lo que ha hecho la dirección de Ciudadanos al romper sus pactos de gobierno en la Región de Murcia y en el ayuntamiento de su capital, fracasando en el asalto al primero y pactando —ellos, los liberales— con la izquierda radical de Podemos para poner al PSOE al frente del segundo". ¿Va Iglesias a denunciar al PSOE por comprar los votos de Ciudadanos a cambio de una alcaldía?

"La izquierda ha convertido su discurso más reciente contra la derecha en una sucesión de excesos, a cada cual más desquiciado". De camisa de fuerza. "No hay freno en esta cascada de iniquidades con las que la izquierda está envenenando el ambiente político electoral, y todo apunta a que irá a más sin límite ninguno". Las tertulias se han convertido en un infierno, la izquierda destila un odio difícil de digerir para una persona más o menos normal. Es lo que ha traído Podemos.

"El PP ya sabe lo que le espera en Madrid y está en su mano responder con inteligencia y mesura a lo que será una cadena de provocaciones para forzar errores que le hagan perder votos en unas elecciones autonómicas que la izquierda se está tomando como un ensayo de comicios a nivel nacional". Ayuso está siendo la más calmada. Su "de Iglesias paso" ha sido la respuesta más inteligente que ha podido dar al machirulo matón que está más zumbado que las maracas de Machín.

La Razón

"Sánchez no tiene plan B ante el fin del estado de alarma". ¿Y cuándo ha tenido Sánchez más plan que asaltar gobiernos del PP?

A Abel Hernández le ha sorprendido "el cese voluntario y pacífico de Pablo Iglesias como vicepresidente del Gobierno para competir por un puesto en la Asamblea de Madrid". Tan pacífico que te ha llamado criminal. Abel, llamar pacífico al moñas es para hacértelo mirar.

"Todo el mundo pensaba que el líder de Podemos se agarraría al poder como se agarra una garrapata a la carne, y ya ven. Se mire como se mire, este inesperado desprendimiento tiene mérito y un evidente aroma revolucionario. Si yo fuera Pedro Sánchez, seguiría sin dormir tranquilo". Abel, ¿te has tomado la temperatura? Te veo fatal.

José Antonio Vera reflexiona sobre el fin de los partidos que venían de Mister Proper, dando muchas lecciones de decencia y buen hacer. "Ciudadanos y Podemos han sido las estrellas fugaces de la política española. Quizás en un tiempo veamos que la suerte de los de Abascal corre por los mismos derroteros (...) El desastre es sonoro, el fracaso es histórico". Vamos a ver, Podemos está en el Gobierno y sembrando odio en las redes y en la calle. El cáncer podemita sigue ahí, no lo hemos extirpado de la sociedad. No cantemos victoria antes de tiempo.

A continuación