Play

Toni Cantó dimite de Ciudadanos y pide una coalición en Madrid con el PP

"Debemos ir en una Comunidad de Madrid Suma. Lo que no podemos ir es con Ignacio Aguado", ha sentenciado.

Míriam Muro

El anuncio de Pablo Iglesias de que deja el Gobierno para presentarse contra Isabel Díaz Ayuso a las próximas elecciones de la Comunidad de Madrid ha precipitado los acontecimientos. Lo que en el centro derecha tienen claro la mayoría de sus dirigentes es que "no se puede perder" la región para dejarla en manos del comunismo.

En esta teoría está Toni Cantó que este lunes, tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos, ha decidido dimitir de sus cargos en esa formación y entregar su acta de diputado en la Comunidad Valenciana. "Estoy triste y cabreado", ha aseverado.

A Cantó, le "preocupa la Comunidad de Madrid" ya que "el centro derecha no puede perderla. Es esencial, es el eje de la libertad y la prosperidad económica. Debemos mantener la CAM para ganar el poder del centro derecha en la Moncloa", ha comenzado explicando.

"Para que eso pase, no podemos ir solos a las elecciones del 4 de mayo. Debemos ir en una Comunidad de Madrid Suma con el PP. Lo que no podemos ir es con Ignacio Aguado que es una de las razones fundamentales de que se haya roto ese gobierno", ha sentenciado a su salida de la sede de Cs en Madrid.

Buena relación con Ayuso

Desde la Comunidad de Madrid destacan que la relación de Isabel Díaz Ayuso con Toni Cantó es magnífica, que la imagen que tienen de él en la Puerta del Sol es "muy buena" y que "siempre ha defendido las políticas de la prosperidad y la libertad".

No niegan que les gustaría que formara parte de sus filas pero no dan nada por cerrado. Lo que destacan es que Cantó "siempre que ha podido, ha mostrado su apoyo a Ayuso" en los últimos meses cuando ha sido "atacada sin cesar por la izquierda".

Cascada de dimisiones

La dimisión de Cantó se ha producido después de que pasadas las once de la mañana se conociera también que Carlos Cuadrado y José María Espejo, los dos hombres fuertes de Inés Arrimadas hasta ahora y muñidores del pacto de la moción de censura con el PSOE en Murcia, habían comunicado a la presidenta del partido que dejaban sus cargos de vicesecretarios, aunque permanecerán en formación.

En el caso de Cuadrado y Espejo no se plantean marcharse al PP. No sucede lo mismo con otros cargos intermedios que están dispuestos a abandonar el partido naranja y llamar a las puertas de Génova.

Según confirman desde la dirección nacional del PP, en las próximas horas esperan una llegada importante de "cargos intermedios y parlamentarios" que serán recibidos con "los brazos abiertos". Entre ellos, dirigentes locales y autonómicos, y también senadores naranjas que seguirán los pasos de Hervías.

A continuación