Laura Borràs presidirá el Parlamento de Cataluña tras el 'paso al lado' de la CUP

ERC confirma el acuerdo y la CUP acepta a cambio una secretaría para formar parte de la Mesa.

Esmeralda Ruiz

Laura Borràs será la próxima presidenta del Parlamento de Cataluña. Así lo ha decidido la Ejecutiva de su partido tras horas de debate interno. Apurando los plazos y tras una negociación repleta de vetos cruzados, ERC anunciaba este jueves que finalmente sería Junts, el partido de Carles Puigdemont, quien presidirá el Parlamento de Cataluña durante la XII legislatura que arrancará a partir de este viernes, 12 de marzo. ERC se reserva la vicepresidencia de la cámara y la CUP ocupará una de las cuatro secretarías del órgano a cambio de dar un paso atrás en su exigencia de luchar por la presidencia del Parlamento. De esta forma, los radicales consiguen formar parte de la Mesa del Parlamento, órgano clave para la tramitación de textos rupturistas y donde el independentismo volverá a garantizarse la mayoría.

ERC ha oficializado el acuerdo con Junts horas antes de que el partido formalizara el nombre de su candidato a la presidencia de la cámara. La dirigente separatista ha sido vetada esta misma mañana por los radicales de la CUP al mismo tiempo que informaban de que se retiraban de la batalla por la presidencia de la cámara. "Nos preocupa que planee el nombre de Laura Borràs como candidata. El independentismo no puede permitirse ni la más mínima sombra de sospecha. La causa (contra Borràs) es política, sin duda alguna, pero su origen subyace en una posible mala praxis", ha dicho el diputado Carles Riera en una rueda de prensa en el Parlamento. Sin embargo, pese a los recelos, todo apunta a que la CUP no impedirá su nombramiento.

Una vez rubricado el acuerdo ERC presumía en un comunicado de que "la mayoría independentista que las urnas dibujaron el 14 de febrero se traducirá en una Mesa del Parlamento con mayoría independentista y con presencia de las tres formaciones por primera vez". ERC celebra este primer paso e insiste en "seguir trabajando durante los próximos días para conseguir un acuerdo global que pueda dar estabilidad y la máxima fortaleza tanto al gobierno como al Parlamento".

Presión de Puigdemont

Borràs ha mantenido un llamativo silencio mediático desde la jornada electoral del 14 de febrero y ha evitado revelar sus intenciones respecto a su papel en el futuro gobierno de Pere Aragonès. Molesta por el hecho de que ERC decidiese abrir las conversaciones para la investidura por la CUP, Borràs se ha mantenido todo este tiempo en un segundo plano muy comentado entre los círculos separatistas. La dirigente de Junts está a la espera de ver cómo se resuelve su situación judicial y por lo pronto, la decisión de presidir la cámara le deja fuera del futuro gobierno de Pere Aragonès. Ahora todos los focos están puestos en Elsa Artadi como voz autorizada de Junts dentro del nuevo ejecutivo.

Gran parte de la presión para este nombramiento la ha ejercido el expresidente catalán, Carles Puigdemont, que tras perder su inmunidad como eurodiputado, regresaba este miércoles al tablero de la política catalana para imponer a sus socios de ERC la presidencia del Parlamento. Puigdemont no solo defendía que "lo lógico" es que recayera en Junts sino que afirmó, en TV3, que Laura Borràs sería una "buena presidenta". Son diversas las ocasiones en las que los dirigentes de ERC, entre ellos, Oriol Junqueras, han expresado públicamente su rechazo a esta posibilidad. Finalmente, ERC se ha visto obligado a ceder para garantizarse la investidura de Pere Aragonès antes del 26 de marzo.

A continuación