Álvarez de Toledo dice que el órdago de Ayuso ha devuelto a los madrileños la ilusión por votar

Ayuso señala "el camino de la reagrupación que tanto necesita España".

Libertad Digital

La diputada del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, cuenta en un artículo en el diario El Mundo una charla que tuvo con Isabel Díaz Ayuso. Recuerda que consideró "una temeridad" la propuesta de Pablo Casado como candidata a la Comunidad de Madrid a pesar de tener, según Álvarez de Toledo, "una cualidad que valoro por encima de cualquier otra: coraje al servicio de las ideas. Principios. Actitud".

Dicho encuentro se produjo cuando la pandemia había matado y arrasado el futuro de miles de madrileños, la izquierda se abalanzaba contra Ayuso y Aguado "se dedicaba a la fatua y fútil tarea de promocionarse a costa de la estabilidad regional".

Critica la exportavoz del PP en el Congreso que "la defensa que Ayuso recibía de la dirección nacional del Partido Popular era, pues, en fin". Una "soledad" que, de alguna forma, las unía.

A pesar de verla "triste", también estaba "fuerte, sólida y desafiante". "En un momento dado me dijo: "Yo estoy dispuesta a todo por Madrid y por los madrileños. No me importan las consecuencias. Me da igual el coste personal". Algo parecido afirmó ayer cuando anunció la convocatoria de elecciones anticipadas en Madrid. Un gesto valiente que abre una puerta a la esperanza".

Para Cayetana, "el órdago de Ayuso tras la jugarreta murciana de Arrimadas" finiquita los planes del presidente del Gobierno" y "revierte la espiral del desistimiento y la división. Ofrece a los madrileños la oportunidad de unir el voto para derrotar a Sánchez. Y eso marca el camino al resto de los españoles. A los votantes y también a los políticos".

"Si Ayuso está en condiciones de obtener un respaldo electoral abrumador en Madrid es gracias a que ha impugnado el viejo equívoco en el que cíclicamente cae la derecha para jolgorio de sus adversarios", añade la diputada del PP. "Ayuso ha entendido que la moderación en España no es tanto una virtud como un defecto, porque no se proyecta sobre las formas sino sobre el fondo". "En España, la moderación es un atributo que la izquierda y los nacionalistas te conceden cuando te portas bien. Es decir, cuando haces lo que a ellos les conviene", asegura en su artículo.

Álvarez de Toledo dice que "Ayuso se ha convertido en la Oposición visible" por "hacer una política de perfil alto, convicciones firmes e ideas limpiamente diferenciadas del Gobierno socialista". Porque, además, "ha rechazado la estúpida y destructiva contraposición entre salud y economía, luchando para mantener abierta la hostelería y erigiéndose en referente no ya de los camareros catalanes, que la recibieron como a un salvador, ella sí, sino de la racionalidad europea".

También alaba la gestión económica de Ayuso que ha mantenido los impuestos bajos. En el campo cultural reconoce que "en apenas dos años se ha convertido en la voz más vibrante y libre de la política española frente a la deriva identitaria de una izquierda que alienta el victimismo para imponer su hegemonía". Y recuerda también el 8M de 2020: "Hace ahora un año, las dos nos negamos a acudir a la manifestación feminista del 8 de marzo. Ella, además, tuvo que gestionar sus consecuencias. Y fueron funerarias".

Para Cayetana Álvarez de Toledo, "el resultado de la estrategia de Ayuso es que hoy miles de electores que abandonaron el PP para refugiarse en Ciudadanos y en Vox la consideran un referente natural. La votarían. La votarán".

"El camino de la reagrupación que tanto necesita España. Sin ataques personales a los competidores. Sin Opas hostiles y estériles", señala. Y concluye señalando la "mano izquierda" de Ayuso o "de centro", pero en la "definición correcta, la que corresponde: no como sinónimo de vacío, equidistancia o medianía, sino de liderazgo en la defensa radical del ciudadano y de su libertad".

A continuación