Marion Meréchal firma la Carta de Madrid promovida por Abascal "contra el comunismo"

La nieta de Le Pen se suma a la iniciativa internacional de Disenso, la fundación de Vox.

Maite Loureiro

Marion Meréchal se ha adherido a la Carta de Madrid promovida por el presidente de Vox, Santiago Abascal, y la fundación del partido, Disenso, "en defensa de la libertad y la democracia en la Iberoesfera".

Se trata de un manifiesto de ámbito internacional que tiene por objetivo combatir el comunismo y dar la "batalla cultural" a la izquierda. El documento cuenta ya con un centenar de adhesiones, entre ellas la de la sobrina de Marinne Le Pen y nieta del fundador del Frente Nacional en Francia, Jean-Marie Le Pen, que rompió con los postulados políticos de su familia.

Meréchal dirige ahora la escuela de liderazgo político ISSEP, situada en Lyon y que cuenta con una filial en Madrid impulsada por el jefe de gabinete de Santiago Abascal, Kiko Méndez Monasterio, y por Gabriel Ariza, hijo de Julio Ariza, presidente de Intereconomía, tal y como publicó Libertad Digital.

Entre los firmantes del texto se encuentran también opositores cubanos como Zoé Valdés, de Venezuela, como Antonio Ledezma o María Corina Machado, destacados miembros del partido Republicano de EEUU, el que fuera embajador durante el Gobierno de George W. Bush, Roger Noriega, la actual líder de Fratelli d’Italia, Georgia Meloni, o Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El contenido de la carta

El manifiesto señala que en la llamada Iberoesfera, es decir, países de Europa, Latinoamérica o EEUU, con una "arraigada herencia cultural y que cuentan con un gran potencial económico y geopolítico", hay regiones que están "secuestradas por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países".

Circunstancia sobre la que alerta al resto de naciones al entender que se trata de una amenaza para todos, de la que responsabiliza a Cuba, el Grupo de Puebla, al que pertenecen el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra de Igualdad, Irene Montero, o el expresidente de Bolivia, Evo Morales. También señala al Foro de Sao Paulo, creado en 1990 por el dictador comunista en Cuba, Fidel Castro, y el expresidente de Brasil, Lula Da Silva.

"El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas", recoge la carta, en la que se defiende el Estado de derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada como "elementos esenciales que garantizan el buen funcionamiento de nuestras sociedades", y se reclama "respeto a la democracia, los derechos humanos, el pluralismo, la dignidad humana y la justicia".

A continuación