Marlaska obliga a Vox a reunirse con Villarejo en un locutorio, manteniendo la intervención de sus comunicaciones

Los diputados de Vox, Macarena Olona y Víctor González, se entrevistarán mañana con Villarejo en prisión a colación de la operación Kitchen.

Miguel Ángel Pérez

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha establecido unas limitaciones muy estrictas a los diputados de Vox, Macarena Olona y Víctor González, que se entrevistarán mañana con el comisario José Villarejo en la prisión madrileña de Estremera.

Dicha entrevista fue solicitada por la formación de Santiago Abascal a colación de la comisión de investigación que se iniciará en el Congreso de los Diputados de la operación Kitchen en la que Villarejo es el principal investigado. El comisario, en prisión provisional desde noviembre de 2017, tiene intervenidas todas sus comunicaciones excepto cuando su abogado trata con él cuestiones que afectan a las causas judiciales.

La Audiencia Nacional, siguiendo el criterio de la Fiscalía Anticorrupción, ha respaldado este jueves mediante un auto que el Ministerio del Interior mantenga la intervención de las comunicaciones del comisario Villarejo durante el encuentro. Interior ya prohibió previamente que los diputados de Vox graben el encuentro con una grabadora.

El auto de la juez de Vigilancia Penitenciaria María de los Reyes Jimeno Gutiérrez, al que ha tenido acceso Libertad Digital, considera "razonable" la limitación para que sean dos las personas que pueden entrevistarse con Villarejo, debido a las restricciones para prevenir la covid-19.

En su escrito, la juez señala que el abogado de Villarejo, Antonio José García Cabrera, que presentó una queja en la Audiencia Nacional, puede asistir al encuentro pero como un asistente más, "de modo que no sería aplicable la prohibición de restricciones para las comunicaciones del interno". Es decir, podría acudir como invitado junto a la diputada de Vox, Macarena Olona, pero ésta acudirá con su compañero Víctor González, por tanto, el abogado de Villarejo no estará presente en la entrevista.

"La eventual presencia del letrado del interno en la comunicación solicitada, aún siendo su abogado defensor en las causas penales seguidas contra el mismo, no tendrá dicha consideración en relación a la comunicación que aquí se examina, que carece de carácter penal, procesal o judicial, y que en nada afecta a su derecho de defensa en las referidas causas", sostiene la juez, en la línea con lo defendido por Anticorrupción.

El abogado Villarejo había solicitado un espacio del centro penitenciario de Estremera "destinado a autoridades" y que sea distinto al de un locutorio, rechazando que la conversación fuera grabada por la cárcel. Petición que también ha sido denegada.

Según el auto, las condiciones impuestas por la prisión no son objeto de modificación "ni siquiera en el caso, como el presente, en que la diputada que va a mantener la entrevista con el interno forme parte de una comisión de investigación que tiene por objeto unos hechos que, a su vez, están siendo objeto de investigación en el procedimiento penal que se sigue en la Audiencia Nacional".

La magistrada estima así parcialmente la queja de Villarejo en lo referente a la posibilidad de que su abogado participe del encuentro con dirigentes de Vox, pero manteniendo la intervención de las comunicaciones en virtud del artículo 51.1 del Reglamento Penitenciario, por decisión del director de Madrid VII-Estremera y con el respaldo del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

A continuación