Cesa el candidato de JxCat que promete "limpiar" Cataluña de españoles y llama "puta histérica española" a Colau

Josep Sort, presidente del partido Reagrupament, había encontrado acomodo en las listas de Puigdemont para estas autonómicas.

Pablo Planas (Barcelona)

El presidente de Reagrupament se ha visto forzado a dimitir y ceder su puesto en las listas de Puigdemont a consecuencia del escándalo causado por sus mensajes supremacistas y de odio contra España y los españoles en las redes sociales. El individuo se llama Josep Sort y llevaba a cabo una intensa actividad en Twitter, donde no tenía reparos a la hora de insultar a políticos, amenazar de muerte a sus compatriotas no separatistas y mostrar el perfil más xenófobo de su ideología.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, descubrió anoche que el individuo que la motejaba de "puta española" formaba parte de la candidatura de Carles Puigdemont para las próximas autonómicas. Sort, que se presentaba en redes con el seudónimo de "Graccus", había escrito que "Colau no es nada más que un puta histérica española. De hecho, no merece ni siquiera este tuit". La alcaldesa adjuntaba un pantallazo del mensaje (el tipo ha borrado su cuenta) y escribía: "Hola, Laura Borras y Elsa Artadi: ¿Se os ha pasado que lleváis un racista, xenófobo y machista en la lista de JxCat? ¿Lo despediréis hoy mismo o estáis de acuerdo con lo que dice? Vuestro compañero candidato me llama 'puta histérica española'. ¿Qué haréis?".

El mensaje de Colau puso el foco sobre la cuenta de este peculiar personaje. Así, Sonia Sierra, diputada autonómica de Ciudadanos, descubría y difundía otros mensajes del candidato de Puigdemont: "Va, 'espanyolarros', 'nyordos', salid a la calle, os hemos derrotado en la Universidad de Barcelona (alude a la elección del rector) y os derrotaremos el 14-F, y asaltaremos el Colegio de Abogados, no os comeréis ni un kiko. Sufriréis, promesa". La diatriba iba acompañada con una foto de Puigdemont en el mitin de Perpiñán del 29 de febrero del año pasado.

En otro mensaje, prometía hacer limpieza de españoles con una fotografía de la fallecida actriz Rosa María Sardà, quien criticó a los separatistas durante el proceso. También proponía reconvertir los Centros de Internamiento de Extranjeros en centros para españoles. "No tendremos ni que gastar en el cambio de siglas", decía ufano.

El sujeto está tan obsesionado con sus compatriotas no catalanes que hasta en sus mensajes no políticos incluía alusiones contra los españoles. Así, y sobre la fotografía de un pulpo, escribía: "Este mediodía, pulpo del Maresme con patatas, y a los españoles que los mate Dios".

El día en el que Puigdemont proclamaba la efímera república en el Parlament, el 29 de octubre de 2017, Sort se fotografiaba con una urna del referéndum ilegal y brindando con champán junto a unos compañeros de Reagrupament y apuntaba: "La implementación de la República hará limpieza de la morralla colaboracionista con los extranjeros. Brindemos por ello".

Nadie en JxCat ha dado explicaciones sobre la dimisión de Sort, quien también ha dejado el cargo de presidente de Reagrupament. El partido es una escisión de ERC fundada por el exconsejero autonómico del tripartito Joan Carretero.

Antes de borrar su cuenta, dejar su cargo y salir de la lista de Puigdemont, Sort escribía a modo de despedida en Twitter: "Soy consciente de que he puesto fácil la guerra sucia que alguien anunció que pasaría en estas elecciones. Y que ya existe. Culpa mía, sabiendo como sé cómo son nuestros enemigos. Siempre he sido independentista y de izquierdas. Me toca, pues, asumir responsabilidades, rápido".

A continuación