Los médicos extremeños ante el dramático repunte de casos en la región: "Estamos peor que en la primera ola"

Extremadura es en estos momentos la comunidad con más contagios por cada 100.000 habitantes. Los médicos piden a los ciudadanos que se autoconfinen.

Sandra León

Las cifras de contagios por coronavirus siguen batiendo récords en toda España, pero si hay una región a la que esta tercera ola está golpeando con fuerza ésa es Extremadura. La comunidad presidida por Guillermo Fernández Vara ha notificado este jueves 1.331 positivos y, desde el pasado 4 de enero, lidera el ranking de incidencia acumulada (IA) a 14 días.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, Extremadura cuenta con una IA de 1.167 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra que supera con creces la registrada por las siguientes autonomías que aparecen en la lista: Murcia (761) y La Rioja (719). Es más, en muchos pequeños municipios, la incidencia acumulada se sitúa por encima de los 3.000.

Con estos datos bajo el brazo, los profesionales extremeños tienen claro su diagnóstico. "Estamos mucho peor que en la primera ola", sentencia Carlos Arjona, presidente del Colegio de Médicos de Cáceres. Y lo más preocupante es que, según Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, lo peor aún está por llegar: "El pico de contagios lo vamos a tener la próxima semana".

Médicos y hospitales desbordados

En declaraciones a Libertad Digital ambos dibujan un panorama desolador: hospitales saturados "igual que en la primera ola" y médicos de atención primaria "totalmente desbordados con 60 pacientes por día".

Cáceres ya ha tenido que empezar a derivar ingresos al nuevo Hospital Universitario, porque la UCI de San Pedro ya está completa. Pero, además, ha tenido que reabrir su particular Ifema: "El antiguo Hospital de La Montaña se abrió en la primavera y ahora hemos tenido que volver a recurrir a él porque en el de San Pedro ya había cuatro plantas dedicadas a coronavirus y eso significaba no poder atender a pacientes con otras patologías", explica Arjona.

Su colega de Badajoz, donde los datos de contagios son aún peores, reconoce una dura realidad de la que poco se habla: "No operamos lo que debiéramos. Nos dedicamos al covid exclusivamente y estamos perdiendo oportunidades de detección de otras patologías", asegura Hidalgo.

¿Por qué se han incrementado tanto los contagios?

Tanto uno como otro coinciden en el punto de inflexión que, desgraciadamente, ha marcado la Navidad: "De aquellos polvos vienen estos lodos —lamenta el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz—. La Navidad nos trajo la alegría de ver a nuestra familia, pero también nos trajo el virus".

Carlos Arjona incluso adelanta la fecha y sitúa el inicio del incremento de casos en Extremadura en el puente de diciembre. Aquellos días, la comunidad presidida por Guillermo Fernández Vara fue la única que, junto con Canarias y Baleares, no decretó su cierre: "En aquel momento estábamos en una situación muy buena, había pocos casos. A los 10 días del puente, la semana antes de Nochebuena, empezamos a notar un incremento de positivos, incluida gente joven, y empezó la Navidad y está claro que no se han respetado las normas, porque ha habido un boom".

El portavoz de los médicos cacereños asegura que el rastreo de los contactos estrechos de los positivos demuestra que "no se han cumplido" las restricciones impuestas en lo que a las reuniones se refiere y apunta que eso, unido a lo sucedido en comercios y restauración, explica "esta situación tan lamentable".

Él mismo asegura haber visto "centros comerciales completamente abarrotados y terrazas llenas de gente sin mascarilla y fumando, dos cuestiones que estaban prohibidas". Por eso, insiste en que "por mucho que se anuncien medidas, o nos concienciamos nosotros de que hay que cumplir las normas, o no hay posibilidad de atajar esta situación".

La mejor receta: autoconfinarse

Llegados a este punto, no obstante, Arjona defiende que la única solución pasa por autoconfinarse: "Ir a trabajar y volver a casa sin tomar café con los de la oficina ni reunirse con amigos o familiares que no vivan con nosotros. Es muy duro y muy lamentable tener que hacer esto, pero no hay otra".

Desde Badajoz, Pedro Hidalgo tira de refranero para tratar de concienciar a los ciudadanos. "Siempre se ha dicho que vale más prevenir que curar y en este caso con más razón, porque no tenemos cura: si viene una tuberculosis, tenemos tratamiento; si viene una neumonía bacteriana, tenemos tratamiento; pero para la covid no lo tenemos —recuerda este facultativo extremeño—. Los médicos somos tan sinceros que siempre hemos reconocido que estamos probando tratamientos porque estamos aprendiendo sobre la marcha".

El "error" del Gobierno que "estamos pagando todos"

Con todo, Hidalgo pide a la población corresponsabilidad y a los políticos que adopten cuantas medidas sean necesarias. "Se trata de salvar vidas, no votos", advierte mientras recuerda que ya son más de 80 los médicos que han fallecido tratando de hacer frente a la pandemia. "¿Se imagina qué hubiera pasado si los 82 fallecidos como médicos en activo hubieran sido diputados de la carrera San Jerónimo? Sería poco más o menos que un drama nacional", denuncia.

Su colega Carlos Arjona también lamenta la "falta de liderazgo" del Gobierno de Pedro Sánchez. "El Ministerio de Sanidad tenía que haber dado unas órdenes claras y no permitir que en cada sitio haya una normativa distinta. Que en una pandemia haya 17 normativas diferentes es una auténtica barbaridad y un error que estamos pagando todos", lamenta.

A continuación