El "furor del converso": Marlaska arremete contra Robles y la tacha de "favorita de la derecha"

Moncloa es un campo de batalla. El PSOE contra Sánchez, Podemos contra el PSOE y Marlaska contra Robles.

Pilar Díez

El Mundo

"Podemos se inhibe del temporal y hace oposición interna al PSOE" y "Marlaska, molesto con Robles por la ayuda a Madrid sin consultarle", son los titulares del diario de Francisco Rosell. Cuenta Marisol Hernández que "la relación entre ellos es más que tensa" y que ya "no se cortan un pelo en criticarse" abiertamente, pero su conflicto personal que, al parecer viene de muy lejos, de sus vidas previas como magistrados, se ha elevado en los últimos días por el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la capital". Que al canalla de Interior no le pareció bien que los militares ayudaran a rescatar gente.

"Con sus luces y sombras, la ejecutoria de Robles demasiado a menudo parece una isla en mitad de un Ejecutivo disfuncional y elefantiásico", dice el editorial. Ello contrasta con Marlaska, un mentiroso y un incompetente muy a la altura de Sánchez. "Ahora es noticia por sus celos de Robles, a la que no perdona que no le consultara el despliegue de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias". El lacayo sanchista tenía previsto dejar a la gente muriendo de frío para fastidiar a Ayuso y Robles lo impidió.

"Al furor del converso de Marlaska, hoy solícito abanderado del sanchismo, se le suman los continuos enfrentamientos entre la facción podemita y los pocos ministros con solvencia técnica y cultura institucional". "Quienes pagan estos frívolos juegos de poder son los ciudadanos, que han de afrontar las consecuencias de la pandemia, la recesión y el temporal sin un Gobierno capaz de ejercer un liderazgo cuando más lo necesitan". Mejor que saquen las palas y se pongan las vacunas ustedes mismos.

Federico Jiménez Losantos comenta las salidas de tono del candidato Illa. "Aunque su mera candidatura prueba el desprecio de cualquier principio ético y estético a la sombra política, la mala sombra, de Sánchez, faltaba el destape del déspota oculto tras las untuosas maneras del homenot, y ayer se destapó. En un acto de propaganda con Iceta, dijo que estaba 'a jornada completa' dedicado al ministerio y 'al 101% -habló el científico- centrado en la lucha contra el virus'. Y sobre su presencia en los medios, superior a la de otros candidatos, dijo: 'No sé si esto genera algún tipo de ventaja. Me da igual'. Diríase que, por una vez, dijo la verdad. Pues no. La ventaja es lo único que le importa. Illa representa a la perfección ese ventajismo corrupto, esa perpetua trampa del separatismo catalán que más allá del delito y como un virus terrible infecta la política nacional". Va a llegar a las elecciones catalanas más quemado que la pipa de un indio.

El País

"La expansión de la tercera ola ya mete presión sobre las UCI". Fernando Simón ha caído en desgracia en el periódico del régimen. Berna González Harbour echa una bronca de campeonato el showman de la pandemia.

"Fernando Simón se atrevió al inicio de la pandemia a infravalorar el peligro, a asegurar que habría escasos casos, que no hacía falta cerrar colegios, ni tampoco mascarillas. Algunos de sus atrevimientos, impropios de quien debe coordinar las emergencias y no jugar a adivino, a comentarista o a coacher de la población, fueron infaustamente corregidos por los hechos y por su particular forma de desdecirse como, por ejemplo, cuando reconoció que el problema había sido que no había mascarillas para todos". Toma lacasitos, El País diciendo la verdad. ¿Será cosa del cambio de año?

"Desde el principio, al Gobierno y especialmente a Fernando Simón les ha sobrado una infantilización de la sociedad que no tiene explicación", continúa Berta. "La última entrega de esta infantilización es la regañina que nos echó Simón el lunes al acusarnos de flexibilizar tanto los contactos que nos hemos contagiado en masa. Como sacerdote en misa. El Gobierno no se ha equivocado, no, con unas medidas laxas que permitían viajes, reuniones de diez personas o toques de queda hasta la 1.30, restringidas en algunos puntos por algunas regiones, mientras otros países suspendían prácticamente las navidades familiares. Nos hemos equivocado los ciudadanos. Nos hemos portado mal". Unos azotitos a esos malos ciudadanos que cumplieron las recomendaciones del Gobierno del que Simón es portavoz.

"Es de desear que acabe con el chascarrillo, con la regañina y la infantilización; que el Gobierno alce el vuelo y establezca marcos más estrictos. En general, sabemos contar comensales, cumplir las normas y hasta recoger la nieve". Si se nos indica con claridad y precisión. ¿A qué espera Simón para pirarse?

Sobre Filomena, El País reconoce que "el gobierno está abocado a declarar varias zonas catastróficas" tras la rebelión de varios alcaldes socialistas. "La borrasca ha afectado prácticamente en su totalidad a comunidades como Castilla-La Mancha". Vamos, que las ayudas serán para los afectados bajo gobiernos socialistas. Madrid que avíe.

Francesc de Carreras muestra su cariño a Illa. "No tengo dudas sobre la capacidad de Illa, de su integridad personal y, por supuesto, de la notoriedad adquirida en los últimos 10 meses, no tanto por su gestión en el Ministerio de Sanidad, que es discutida y discutible, sino por su talante como político: sin estridencias ni ataques burdos e infundados al adversario, argumentando sus decisiones, admitiendo que puede equivocarse y, si se da el caso, reconocerlo y modificar de criterio". Sí, especialmente con Madrid ha mostrado un talante de lo más moderado.

Dice que Illa no es nacionalista, que es "tarradellista", pero que verá obligado, por orden de Sánchez, a pactar con independentistas como ERC. "¿Puede algún ciudadano catalán contrario a la independencia dar el voto a un partido socialista cuyo objetivo, aunque no lo confiese, sea pactar con tales socios?". ¿Cómo que no lo confiesa? Lo dice a los cuatro vientos, para una vez que dice la verdad, Carreras, no le quites el mérito.

ABC

"Sánchez se enfrenta a los suyos en su pugna con Madrid". "Administraciones socialistas se unen a la petición de zona catastrófica", qué fastidio, ahora será más difícil decir no a Madrid.

"El Gobierno está siendo cicatero con Madrid, así de claro, y resulta difícil entender qué distingue la última nevada de las torrenciales avenidas de agua del litoral mediterráneo. La misma destrucción física, el mismo perjuicio económico, los espacios públicos alterados, la agricultura tirada, horas de trabajo perdidas, la caldera que no va, los techos hundidos. La diferencia no está pues en la climatología sino en la rivalidad política", dice el director, Julián Quirós.

Luis Ventoso critica la holgazanería de los marqueses de Galapagar. "Pablete plegó velas el 18 de diciembre y no ha vuelto a currar hasta ayer, 12 de enero, y solo porque había Consejo de Ministros. El último acto público de la ministra de Igualdad, su mujer, consistió en asistir el 18 de diciembre a una gala de premios de un colectivo gay. "Doctrinarios y vagos. De magra experiencia laboral real e inanes en la gestión. Niños bien que conciben el Gobierno solo como un juguete para fabular con revoluciones de izquierda Moët. No hacen nada, y además, estorban". ¿Desde cuándo trabajan los marqueses, Luis? Para lo que hace esta escoria, mejor que se queden en el palacio viendo series.

La Razón

"Visita a la UME en plena guerra de celos de Marlaska contra Robles". "Marlaska tiró de manual e impuso la burocracia y el papeleo para reivindicar su autoridad como coordinador del despliegue. Interior exigía que la petición se canalizase a través de la Comunidad de Madrid, y que se le hiciese llegar a él. Con Robles, bastó una llamada de teléfono para que el Ejército estuviera en la calle". Qué miserable es Marlaska, pretender dejar a la gente morir de frío para adquirir protagonismo. Este tío es chungo de verdad.

Antonio Martín Beaumont comenta el "ataque de cuernos" que tiene el Marlaska con Robles por el único éxito que ha podido apuntarse Moncloa", la rápida y eficaz actuación de la UME. "Desde Interior se ha filtrado el enfado de su inquilino por el protagonismo" y la eficacia de Robles, que él nunca tendrá porque no es más que un perrito faldero de Sánchez. En el mundo judicial "es voz populi su ambición desmedida de llegar al gobierno… de Rajoy".

"El entorno de Marlaska acusa a Robles", veterana socialista, de ser "la "favorita " de la derecha, "el mismo argumento de Podemos y sus terminales mediáticas". Mientras, "el entorno de Robles acusa a Marlaska de ser un oportunista entregado al sanchismo sin el menor espíritu critico". Un pelota arrastrado, hablando en plata.

"Por si fuera poco el juego sucio de Iglesias y Yolanda Díaz contra Escrivá y Calviño, a Sánchez le ha estallado ahora el fuego amigo. Así las cosas, Filomena ha convertido a Moncloa en zona catastrófica". Y lo que te rondaré morena.

Marhuenda también ironiza sobre la pachorra de los podemitas. "La actividad de Iglesias y los suyos ha sido impresionante, hasta el punto de eclipsar a los servicios públicos". "Hemos podido ver a los ministros socialistas y comunistas, encabezados por el propio presidente, con palas por las calles de Madrid o de sus circunscripciones ayudando a los equipos de protección civil, bomberos, la UME y tantos otros". Un hurra por "los heroicos luchadores de Podemos".

Juan Ramón Lucas lleva "unos cuantos días esperando que alguno de los ministros del bigobierno que pertenecen a la parte revolucionaria cercana a la gente salga a decir algo a esa gente sobre lo que ha pasado con Filomena". Pero Lucas, ¿no sabes que ha muerto uno de Barricada? Cada uno tiene sus prioridades. "Supongo que el matrimonio Iglesias Montero debe de estar aislado entre los hielos de Galapagar, en la gélida sierra madrileña. Es lo malo de compartir vida y al mismo tiempo poder: si se aíslan, enmudece la mitad de la cuota gubernamental de Podemos, y eso es un problema". No, qué va, ellos tienen a la Guardia Civil a su servicio, tienen palas y tienen todo terrenos. Con lo calentito que se vive en palacio viendo la tele. Porque claro, ellos sí tienen calefacción.

A continuación