El niño Illa felicita el año y promete que "vuelve Cataluña"

Los socialistas catalanes utilizan una antigua fotografía del todavía ministro de Sanidad para lanzar su campaña a la presidencia de la Generalidad.

Pablo Planas (Barcelona)

A sus 54 años Salvador Illa tiene la misma cara que cuando tenía seis o siete. Nada en su expresión y rasgos ha cambiado sustancialmente con el paso de las décadas, casi medio siglo. Salvador era un niño serio de mirada melancólica e Illa es un ministro y candidato igualmente serio y con la misma mirada. Y en el PSC han pensado que el niño y el adulto eran intercambiables y que nada mejor para felicitar el año nuevo a los catalanes que una estampa infantil de su candidato con la frase "Estoy preparado para presidir la Generalitat" como prueba de que esta vez, según dicen, van en serio y a por todas.

A pesar de la insistencia de Illa e Iceta en desmentir que la sustitución se había cocido a fuego lento durante meses, el merchandising electoral de Illa pone de relieve que el partido llevaba semanas preparando el relevo y la propaganda para el nuevo candidato. El primer eslogan es "Vuelve Cataluña", con el que el partido pretende convencer a los electores de que la oferta consiste en regresar al estadio inmediatamente anterior al comienzo del proceso separatista.

El papel de Illa como ministro de Sanidad y la gestión de la pandemia serán elementos clave en la campaña. La secretaria de organización del PSC, Eva Granados, ha declarado que la candidatura de Illa es una propuesta para que en Cataluña se luche mejor contra la pandemia mientras que el propio Illa, en el primer vídeo electoral, ha deslizado la idea de que el regreso de la Cataluña pre-proceso supone apostar por la sanidad y "los problemas reales de la gente real"

A continuación