El Gobierno de Sánchez niega el asilo al hermano de Óscar Pérez, un policía ejecutado en Caracas

Luis Armando Pérez vive en España con su pareja y sus hijos: pese al acoso del régimen, España no le concede asilo político.

Libertad Digital

Según informa El Mundo, el Ministerio del Interior ha denegado el asilo a Luis Armando Pérez, único hermano de Óscar Pérez, policía ejecutado en Venezuela a principios de 2018 tras un largo asedio. El hermano del piloto de helicópteros que desafió al régimen huyó de Venezuela buscando refugio del acoso del chavismo a los familiares y amigos del policía y tras pasar por varios países sudamericanos llegó a España, donde reside en un lugar que la información no revela junto a su pareja y sus dos hijos.

El diario apunta que la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio le ha denegado el asilo porque en caso de regreso a su país no se deduce que Pérez "fuera a sufrir la condena a pena de muerte o el riesgo de su ejecución material, ni tampoco se identifica un riesgo de tortura o tratos inhumanos o degradantes". Sobre Venezuela, el mismo organismo afirma que no puede afirmarse que exista en el país "una situación de conflicto armado internacional o interno" por lo que "no concurre ninguna de las causas que pudieran dar lugar a la concesión de protección subsidiaria".

El testimonio de Pérez es la prueba de que la situación es la contraria: en declaraciones al diario, apunta que desde el señalamiento de su hermano "cambió toda la vida de mi familia y de la mía, tuve que dejar todo y no me equivoqué, empezaron a detener a todo el que tenía relación con mi hermano". Huyó a la semana a través de la frontera de Colombia y cuenta que entre tanto el régimen presionó a una familiar detenida para que revelara su paradero y que un tío suyo también ha sido asesinado. Mientras ellos escaparon hacia España, su madre, la mujer de Óscar y los hijos de éste están en Estados Unidos donde sí han encontrado asilo político.

El Mundo recuerda que Luis Pérez, acusado de complicidad con el terrorismo en su país, ha liderado iniciativas como la entrega ante la Corte Penal Internacional de las pruebas de la ejecución de su hermano y otros compañeros y de la persecución de personas vinculadas a ellos.

A continuación