Sánchez acusa a Casado de "no permitir avances" en la renovación del CGPJ tras una conversación de 45 minutos

Moncloa constata "la posición de bloqueo del PP sigue siendo la misma" tras apremiar el presidente con la renovación de los órganos constitucionales.

Ketty Garat | Miriam Muro

Hacía casi dos meses que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, no mantenían conversación alguna. El último intento por parte del PP fue a finales de octubre cuando el líder del partido le telefoneó sin éxito y denunció que el presidente ni siquiera le devolvió la llamada. Después de que el día de la Constitución Sánchez ni saludase a Casado, este martes, el presidente del Gobierno ha levantado el teléfono.

Sánchez y Casado han conversado "cordialmente" por espacio de 45 minutos en la tarde de este martes "con el objetivo de desbloquear la renovación de los órganos constitucionales" cuyo pacto el Gobierno ha dado por "cerrado" en las últimas semanas a la espera de que el PP se decida a comunicarlo a la opinión pública.

Sin embargo, tras la interlocución de esta tarde, el Palacio de la Moncloa ha hecho público un comunicado en el que ha informado de que el "presidente Sánchez ha transmitido que el Gobierno está dispuestos a llegar a acuerdos de país con su formación política y le ha reiterado la importancia de cumplir con el mandato constitucional" en la renovación del CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Consejo de RTVE, "algunos de los cuales, como el órgano de gobierno de los jueces, llevan más de dos años fuera del plazo para su renovación".

Llamamiento infructuoso porque la Moncloa constata que "la conversación no ha permitido avances y sólo ha servido para comprobar que la posición de bloqueo del PP sigue siendo la misma".

A continuación