Pablo Iglesias compara la postura del PP respecto al CGPJ con no convocar elecciones para que "no participe la derecha"

El vicepresidente del Gobierno amenaza con reactivar el asalto al poder judicial si el PP no se aviene al acuerdo.

LD/Agencias

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha comparado el veto del PP a que Unidas Podemos participe en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la posibilidad de que no se celebraran elecciones generales para que no participaran "partidos de derechas".

Ha manifestado que ante este "bloque solo hay una salida", en clara referencia a la reactivación de la reforma del Poder Judicial en el Congreso para incluir la posibilidad de elegir a los vocales del turno judicial sólo por mayoría absoluta, en caso de no ser posible mediante mayoría cualificada.

Así lo ha indicado en Twitter en referencia a las declaraciones del secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien este mismo martes descartó "absolutamente" la posibilidad de cerrar un acuerdo con el Gobierno antes de que acabe el año para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Es más, el número dos del PP ha advertido de que "prefiere" que este órgano "siga como está" a hacer una "mala" negociación que "permita que señores de Podemos entren a formar parte de instituciones en las que no creen".

Unas palabras que ha contestado Iglesias: "García Egea dice que prefiere que no se renueve el CGPJ, antes que aceptar que UP participe en la renovación. "Es como si, tras 4 años, nosotros dijéramos que preferimos no convocar elecciones para que no participen partidos de derechas", ha zanjado.

Mientras, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la portavoz María Jesús Montero ha continuado con una estrategia de presión a los populares, señalando que el Gobierno les dará "un tiempo prudencial" para pactar la renovación. Se le dará una "oportunidad a esta situación y, en caso de que en un tiempo prudencial, que en este momento no se lo puedo fijar, no se provoque una reacción por parte del Partido Popular, seguiremos con la hoja de ruta de reforma de la ley que presentó este Gobierno", ha advertido.

"Lo que no vamos a tolerar es que ninguna formación política tenga capacidad de veto para hacer que un poder independiente del Estado como es el Poder Judicial, en este caso su órgano de gobierno, pueda cumplir con su mandato constitucional", ha añadido.

La presión de Podemos

Diversos cargos de Unidas Podemos se han pronunciando a favor de reactivar dicha reforma, paralizada temporalmente en el Congreso.

El presidente del grupo parlamentario en la Cámara Baja, Jaume Asens, considera que ha llegado la hora de "quitar el pie del freno" sobre la reforma del Consejo General del Poder Judicial ante la, dice, "desobediencia institucional" del PP a renovarlo. En este punto ha sugerido la posibilidad de retocar la proposición de ley registrada con el PSOE para que no baste con mayoría absoluta para elegir a los vocales del turno judicial, sino que ésta tenga que incluir al menos a cinco grupos parlamentarios.

El PSOE podría llevar a un primer debate en el Pleno del Congreso la reforma la semana del 15 de diciembre, porque tiene cupo para incluir la toma en consideración de una proposición de ley en esa sesión. El orden del día de ese Pleno tiene que confeccionarse la próxima semana y su socio de Gobierno quiere que se incluya para que la norma inicie su andadura en la Cámara.

A continuación