El PP cree que su estrategia con Vox "es acertada" y no les afectará en el futuro: "Es un viaje de ida y vuelta"

Explican que ahora se alejan de ellos "para conseguir más voto por el centro", pero "cuando lleguen las urnas, volverán a contar con los de Abascal".

Míriam Muro

Pasado un mes de la moción de censura de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez, en el Partido Popular hacen balance de su cambio de estrategia después de haber votado no a la iniciativa de Santiago Abascal entre graves ataques de Casado.

Desde Génova aseguran que "fue el camino correcto" y que las últimas encuestas publicadas, además de sus sondeos internos, "respaldan" que el duro discurso de Casado contra Vox les ha beneficiado: "Poco a poco se está viendo cómo el PSOE pierde progresivamente apoyos mientras que el PP sube de forma ligera pero constante", explican desde el PP.

Encuestas recientes publicadas marcan esta misma tendencia aunque también auguran un crecimiento de Vox. En el PP están convencidos de que su ascenso continuará gracias "al giro al centro" de su líder. "Casado llegará a la Moncloa en las próximas elecciones", insisten sin cesar los populares en las conversaciones informales.

"Vox apoyará a Casado para ser presidente"

Pero si sus previsiones se cumplen, lo más probable es que entonces necesiten el apoyo de Vox. Preguntados dirigentes del PP por este extremo, se muestran convencidos de que "llegado el momento, Vox apoyará a Pablo Casado para ser presidente" y que su cambio de estrategia actual "no les afectará" en el futuro.

"No le quedará otra. La otra posibilidad de Abascal será facilitar un Gobierno de izquierdas y eso no lo va a hacer", añaden. Desde el PP apuntan también a que su estrategia con Vox es "un viaje de ida y vuelta". Ahora, se alejan de ellos "para conseguir más voto por el centro", pero "cuando lleguen las urnas, volverán a contar con los de Santiago Abascal" para que les den su apoyo.

"Por ahora, el camino marcado por Casado en la moción de censura es el correcto. Hay que recuperar el centro, a los votantes de Ciudadanos y a los socialistas descontentos", sentencia un diputado popular. Y la estrategia del PP pasa por ahí, incluso forjando alianzas concretas con otras formaciones como el PNV.

Enterrada España Suma

A este plan se suma que, en las últimas horas, Casado ha dado por enterrada la posibilidad de conformar un España Suma porque ahora "es el turno de unir votantes que no partidos". "He intentado en el último año hacer una alianza de constitucionalistas del centro y la derecha, con esa España Suma que rechazaron tanto Ciudadanos como Vox, y creo que estamos en otra etapa", sentenciaba el propio líder del PP este lunes en una entrevista.

Mientras continúan por esta senda, en el Partido Popular descartan cualquier tipo de "sobresalto" en los Gobiernos autonómicos que presiden en la Comunidad de Madrid, Andalucía o Murcia gracias al apoyo de Vox. "No va a hacer sorpresas", aseguran y ponen como ejemplo lo sucedido en Andalucía donde Juanma Moreno ha cerrado con Cs y Vox un acuerdo para aprobar los Presupuestos de 2021 después de que los de Abascal amagasen con pedir la devolución de esas cuentas publicas.

A continuación