Cintora, un "fanático sectario" en la televisión que pagamos todos

Podemos adquiere cada vez más protagonismo en el Gobierno y en las portadas.

Pilar Díez

El Mundo

La portada de El Mundo está dedicada a Iglesias y su banda. "La consultora de Podemos confiesa el desvío de fondos electorales". "Iglesias reta al ala más moderada del gobierno con una enmienda a traición". "Iglesias utiliza a Cintora para colocar su agenda en TVE".

Lo de Cintora es el colmo de los colmos. Ahora tenemos que pagar a un agitador ultra, un tipo tan sectario que fue despedido de Cuatro por su radicalismo.

Juan Diego Madueno define al personaje como "un mama chicho con sobredosis de dignidad". "Cuánto nos estará costando" la "pura demagogia" de esta "generación de fanáticos".

Rosell está encendido con este radical en la "televisión que pagamos todos". "Su programa desafía no solo al decoro y a la mínima noción de pluralismo, sino a los propios trabajadores de la radiotelevisión española que, al margen de adscripciones ideológicas, llevan días protestando por el estreno. Razones no les faltan". Pues deberíamos mostrarles más apoyo.

Recuerda Rosell como a Cintora lo largaron de Mediaset por su "sectarismo" desatado. "Su fichaje por parte de TVE habrá dado una alegría a Podemos, partido que hoy ejerce un enorme poder de injerencia en el ente, que siempre fue el objeto de deseo de Iglesias". Bueno, más que darle una alegría ha sido una imposición —otra más— de Iglesias. "A los intentos del Gobierno por perseguir a los medios críticos se une esta degradación sectaria de RTVE". Con este fichaje se han superado. Pero si hasta Ferreras es un moderado comparado con este sujeto.

El segundo editorial se lo dedica El Mundo a Echenique, condenado por llamar violador a un inocente. Ya hemos perdido la cuenta de las condenas que lleva este hombre. "Pablo Echenique es el político más tóxico de la clase dirigente española". "Su sectarismo, que parece nacido de un resentimiento incombustible, le lleva a lanzar constantes ataques a los periodistas que señalan las corruptelas de su menguante partido, cada vez menos votado fuera y cada vez más despótico dentro. Su manejo de las redes sociales es una enciclopedia del bulo, un escaparate del odio cainita y un acabado muestrario de intolerancia, incultura, zafiedad y brutalismo". Es un tipo de lo más chungo, mala gente de verdad. De su boca solo salen escupitajos de odio, la maldad personificada. "Pero el mayor problema de Echenique no procede de sus deficiencias morales sino de sus problemas con la ley". Yo diría más bien que sus problemas con la ley proceden de sus deficiencias morales. "De alguien como Echenique nadie espera que dimita. Solo que acabe pronto su infame paso por la política española, que tanto ha degradado". Ni lo sueñes, es una garrapata.

Federico Jiménez Losantos no logra superar su decepción con Casado. "Pablo Casado ha dejado pasar quizá su última oportunidad de pedir perdón, o, al menos, disculpas por sus ataques contra Abascal y Vox en la moción de censura contra Sánchez. Una entrevista amable con Ana Rosa y en vísperas de las más tristes Navidades del siglo, era el lugar ideal". Vamos Federico, no le des más vueltas, hizo lo que hizo y no puede echarse atrás. La izquierda política y mediática le retirarían el carné de moderación.

El País

"Podemos desafía al PSOE al sellar un nuevo pacto con Bildu". Iglesias le está apretando las tuercas a Sánchez mientras se frota las manos viendo a los socialistas pelearse. A ver hasta dónde llega.

Hoy el editorial se pronuncia contra la reforma del delito de sedición. "Ejecutar la reforma, como se está planteando el Gobierno, en coincidencia con dos citas políticas esenciales como la votación de los Presupuestos y las inminentes elecciones autonómicas catalanas, y con una disminución de penas de aplicación retroactiva que beneficiaría a los presos del procés, no es la mejor de las ideas. Hacerlo ahora puede alimentar la percepción de que la reforma responde a un trueque con interés partidista para asegurarse votos en esas dos citas de trascendental importancia. Conviene esperar circunstancias más adecuadas". Ya recularán cuando Sánchez dé la orden.

Y mucho estaba tardando El País en retomar la campaña contra Ayuso. Estaban perplejos ante el éxito de sus medidas y les ha costado reaccionar. Hoy prueban a ver qué resultado les da cuestionar los test de antígenos. "Madrid prevé test masivos de antígenos, más rápidos y menos fiables". Tranquilos, el test de antígenos no lo ha creado Ayuso. Se basan en la opinión del ex director de Emergencias de la OMS. ¿Por qué ex? ¿Le han echado? Y la OMS, vaya, que ha fallado más que una escopeta de feria, solo superado en negligencia por Fernando Simón.

Dice El País que la de Ayuso es "una estrategia controvertida a la que el Gobierno regional atribuye, en parte, la caída de la incidencia en la comunidad". Parece que les joroba que haya menos contagios, como si desearan muertos a millones, personas agonizando en los hospitales para cargar contra Ayuso. Como si estuvieran decepcionados porque no se haya producido el apocalipsis anunciado. Seguro que no es así, nadie puede ser tan miserable, pero lo parece. Que controlen su rabia contra Ayuso.

"Ayuso ha pedido a la Comisión Europea que apoye su plan para hacer estos test a toda la población en las farmacias antes de Navidad, una idea que no convence al Ministerio de Sanidad". Ya, a Sanidad tampoco le convencían los PCR en Barajas y ha tenido que rectificar. Ni los cierres por áreas de salud y ahora los alaban por toda Europa.

"Los expertos advierten de que estas pruebas no son infalibles". ¿Es que hay algo infalible contra la covid? ¿Qué tiene de malo utilizar todas las armas contra él? El País debería tomar nota de Iñaki Gabilondo. "Nobleza obliga. Los que más hemos criticado su plan antes debemos reconocer nuestro error y su acierto, aunque no lo entendamos del todo". Le honra a Gabilondo. A ver si la izquierda y la ultraizquierda mediática sigue su ejemplo.

ABC

"ERC y Bildu ocultan sus exigencias para quitarle presión a Sánchez". Para eso ya está Iglesias. Dice el editorial que "se jactan de negociar en secreto todas las prebendas y cesiones que consigan obtener de Sánchez". "Es de lo que vienen presumiendo desde que el PSOE y Podemos les han dado carta blanca para mantener su chantaje. Más aún, resulta inquietante que ni siquiera en una negociación parlamentaria que debería ser transparente porque afecta al bolsillo de todos los españoles, Sánchez tenga la valentía de dar a conocer el coste real, en euros, de su claudicación".

Julián Quirós comenta la condena a Echenique. "La pregunta que toca hacerse es cuántas condenas judiciales debe recibir Pablo Echenique para que él o su partido consideren que está obligado a dimitir". Este mes ya lleva unas cuantas. "Este es el tipo que a los demás nos llama basura", la inmundicia que mejor refleja lo que es Podemos.

José María Carrascal dice que "pasar los Presupuestos es fundamental para mantener el actual Gobierno hasta las próximas elecciones, en 2023. Que podría alargarse hasta 2030 según las cuentas de Iglesias, que no desagradarían en absoluto a Sánchez". "La oposición, en cambio, no le quita el sueño; más bien se lo da. Tal vez los españoles necesitemos un paso por el comunismo, como los países del Este, para no querer nada con él". Pues lo mismo tienes razón. Algunos lo contemplaremos desde el exilio.

La Razón

"División en Moncloa: ministros piden recortar el gasto si no llega el fondo de rescate de la UE". Madre, como no llegue la que se va a liar.

La Razón es el único periódico que destaca en su portada que "la UE exige a Sánchez prohibir los homenajes a etarras". Dice el editorial que "lo que viene a decir una Europa que tiene larga historia en totalitarismos es que en una democracia no se exalta a los asesinos". "No se pueden tolerar los homenajes a etarras, como, tampoco, admitir la persistencia de grupos que mantienen viva al intimidación en las calles del País Vasco contra quienes pretenden ejercer sus derechos ciudadanos". El problema es que quienes los realizan son los socios del Gobierno.

Antonio Martín Beaumont dice que perdamos toda esperanza. "Salgan todos de la ensoñación: la alianza Frankenstein ha sido concebida para durar al menos hasta 2023, e incluso para llegar a 2027". Si le dejamos, Pablo Iglesias está dispuesto a superar los 40 años de franquismo.

A continuación