La violencia contra las restricciones se traslada a las calles de Logroño y Vitoria

Dos manifestaciones no comunicadas han derivado en disturbios y lanzamiento de objetos contra la policía.

Libertad Digital

Decenas de personas se han personado este sábado en El Espolón logroñés para secundar una convocatoria organizada por redes sociales contra las medidas de restricción impuestas ante la evolución del virus en la región que ha terminado en graves disturbios y con la presencia y actuación de varias dotaciones de la Policía Nacional.

La convocatoria, que estaba organizada de manera extraoficial y no contaba con el permiso de la Delegación de Gobierno, para las 20:00 horas, ha comenzado con gritos de "Sánchez, dimisión", entre otros, y en diferentes aglomeraciones, los asistentes han comenzado a lanzar bengalas y petardos.

A medida que iba pasando la convocatoria, los asistentes han ido rodeando El Espolón, sin mantener la distancia de seguridad, y durante la concentración han roto bancos, papeleras e incluso los paneles de una exposición que se encontraba en las inmediaciones del Espolón.

Varios coches de la Polícía Nacional han irrumpido por la calle Muro de la Mata, y los agentes han tenido que actuar para intentar disolver la concentración que cada vez se tornaba más violenta, ya que incluso han lanzado maderas y piedras a los agentes.

La concentración, poco a poco, se ha ido disolviendo no sin momentos de gran tensión que han provocado también varias cargas policiales aunque los asistentes han aprovechado para ir a otros lugares de la ciudad.

Enfrentamientos en Vitoria

En Vitoria, la Ertzaintza ha disuelto este sábado por la tarde una protesta contra las medidas restrictivas decretadas para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus y, posteriormente, se han registrado algunos incidentes.

Según ha informado a Europa Press el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, sobre las cinco y cuarto de la tarde se ha celebrado una concentración, no comunicada, de alrededor de unas 300 personas en la Plaza de la Virgen Blanca de la capital alavesa.

Los agentes han identificado a varios jóvenes y han acordonado la zona para evitar que volvieran a acceder a ella. Posteriormente, se han producido desórdenes públicos en las inmediaciones del Parlamento Vasco y de la Delegación de Hacienda, con enfrentamientos entre los radicales y la Ertzaintza. Durante los incidentes, se ha arrojado pintura contra la fachada de la Delegación de Educación.

A continuación