Rosa Díez cuenta las trampas de Sánchez desde 1999 cuando intentó un enchufe en el europarlamento

Rosa Díez ha hablado en #OrganizandoLaResistencia de la preocupación en Europa y ha contado cómo conoció a Sánchez.

esRadio

Rosa Díez ha analizado una semana más en su sección #OrganizandoLaResistencia de Es la Mañana de Federico el camino hacia la dictadura que lleva España aunque "millones de españoles prefieran pensar que no pasa nada".

"Tenemos un Gobierno que trabaja cada día para destruir el sistema democrático". Muestra de ello son las últimas declaraciones de Pablo Iglesias que muestran su deseo de "destruir la oposición" y en las que habla de "estamos presionados por el Poder Judicial". Rosa Díez ha dicho que esas palabras demuestran que son unos déspotas ya que "consideran que estar sometidos a la ley es estar presionados por el Poder Judicial".

El aviso de Europa

Sobre el asalto al Poder Judicial que está perpetrando el Gobierno, Rosa Díez ha dicho que "en Europa ya se han enterado de la nueva vuelta de tuerca" y ha subrayado que "no hay que volver al reparto de los 20 vocales sino a la ley de Suárez de 1980 que era respetuosa con la Constitución". Aquella ley estableció que 4 vocales los elegían el Congreso y otros 4 el Senado mientras los 12 restantes lo hacían los propios jueces.

Todo eso cambió, ha recordado, "con Alfonso Guerra en 1985 cuando dijo aquello de 'Montesquieu ha muerto' y desde entonces todos los 20 son elegidos por las Cámaras por 3/5". Por eso Rosa Díez ha pedido que se vuelva a la elección por parte de los propios jueces ya que "los partidos mandan a los vocales a correr con la camiseta de la cuadra" y este órgano es el que "nombra a los presidentes de todas las salas, desde el TS hasta el último juzgado del último pueblo".

Pero Sánchez, "el pervertidor de la democracia", le ha dado a la elección del CGPJ una "nueva vuelta de tuerca". Si hasta ahora "el CGPJ era como un parlamento pequeño reflejo de las Cortes, ahora va a ser un mini Gobierno y sólo representará al Gobierno de España". Rosa Díez ha apuntado que Europa está muy preocupada porque "es un golpe de mano no cruento y cuando se instaura una dictadura en un país de la UE toda Europa está en peligro".

Mediocratizar la educación

Para Rosa Díez la reforma educativa que pretenden realizar PSOE, Podemos y nacionalistas para que los estudiantes pasen de curso sin límite de suspensos es "coherente con el Gobierno de España que ha sustituido la democracia por la propaganda, y la educación por la manipulación". Por tanto, "no hace falta esfuerzo ni conocimiento porque al final el Gobierno quiere que la gente se parezca a ellos mismos, una cuadrilla de ignorantes" con Pedro Sánchez a la cabeza que es "un presidente que ha copiado todo".

El episodio de Sánchez en Bruselas en 1999

Rosa Díez ha contado en esRadio cómo conoció a Pedro Sánchez en el Parlamento Europeo en 1999. Aquel año Díez encabezó la lista del PSOE en las elecciones europeas y era la presidenta del grupo de socialistas españoles. "De repente vino un diputado, Carlos Westendorp, y me dice que quiere nombrar asesor del grupo socialista a ese chico (un Pedro Sánchez desconocido)".

La contestación de Rosa Díez fue que cada eurodiputado puede contratar como asesor personal a quien quiera. Sin embargo, "Westendorp me contesta que él ya tiene uno, que hablaba para contratarlo para el grupo socialista". Cada eurodiputado tenía un asesor y el grupo socialista un grupo de ellos a su vez, pero para optar a uno de esos puestos "había que presentarse a un concurso". Pues bien, "o nunca se presentó o no aprobó porque el hecho es que Sánchez no fue contratado".

Además ha recordado cómo durante un Comité Federal del PSOE en el que "se iba a votar echar a Sánchez del partido" apareció "Rodolfo Ares detrás de una cortina con una urna". Rosa Díez ha sido clara: "Siempre ha hecho trampas, nunca ha querido que le juzguen por su esfuerzo".

La propaganda de Goebbels

Cada día tenemos varios escándalos algo que para Rosa Díez "forma parte de la estrategia del Gobierno que sigue el decálogo de Goebbels, emitir información nueva a un ritmo tal que cuando el adversario conteste el público ya esté en otra cosa". De esta forma, "el Gobierno tiene tantos escándalos que no te da tiempo a reaccionar y el ciudadano sólo se queda con lo que la secta (la mayoría de los medios de comunicación) quieren que se quede".

A continuación