El alcalde de ERC pillado ebrio ya no dimite: se va a Montserrat a pensar

Àlex Garrido, primer edil de Manlleu, se toma una pausa en la conocida abadía para decidir si deja la alcaldía o se queda.

Pablo Planas

El alcalde republicano de Manlleu (Barcelona) lo tenía muy claro. Al poco de trascender las imágenes de su borrachera en un restaurante tipo "chill out" en la Costa Brava emitió un comunicado en el que calificaba su comportamiento de inaceptable y anunciaba su dimisión irrevocable. "Después de haberlo meditado y puesto en común con el resto del equipo, he prestado la decisión irrevocable de renunciar al cargo de alcalde de Manlleu de manera inmediata", decía el texto de la nota emitida el viernes pasado.

Garrido estaba tan compungido y arrepentido que aseguraba además que abandonaba sus responsabilidades políticas para salvaguardar la imagen del municipio y "evitar que nadie ponga en duda la buena tarea que hemos llevado a término desde el equipo de gobierno a causa de un comportamiento individual inapropiado".

Durante el fin de semana y el lunes Garrido recibió el apoyo de la agrupación local de ERC, de algunos vecinos y de medios de comunicación como la emisora Rac 1, del conde de Godó, que interpretaban que el suyo era un gesto exagerado, que la tremenda borrachera captada en vídeo no era motivo suficiente para dimitir y que el alcalde debía darse una segunda oportunidad.

En las entrevistas que concedió aseguró que sólo se había tomado tres copas, que no había comido y que había padecido una insolación por jugar un partido de baloncesto. En suma, que el hecho de no tenerse en pie no respondía a la ingesta inmoderada de alcohol sino a una fatal combinación de circunstancias ambientales.

Este lunes, Garrido pronunció un discurso ante unas cuatrocientas personas concentradas a las puertas de la casa consistorial en el que anunció que "mañana me voy a Montserrat, que es un lugar de paz que invita a la reflexión" y puso en duda que fuera a dimitir. También dijo que piensa escribir un libro con la experiencia.

A continuación