Federico: Sánchez e Iglesias "nos están robando la democracia en nuestras narices: esto es la dictadura"

El golpe a Madrid se consuma con un PP paralizado y Ciudadanos ejerciendo de Judas.

Pilar Díez

El Mundo

"Ayuso acata la intervención de Illa aunque la recurrirá". Recurrir, menuda pérdida de tiempo. El editorial pone a Sánchez en su sitio, el principal responsable de la situación a la que hemos llegado por hacer caso omiso a las alertas y poner en peligro a la población con su dichoso 8-M.

"Sánchez fracasó primero como mando único sanitario. Fracasó cuando desaprovechó la alarma para acordar un marco legal que sustentase la cogobernanza. Siguió fracasando cuando se inhibió durante el verano en que proclamó derrotado al virus. Y fracasó cuando vendió su cumbre madrileña como algo más que propaganda, mera pausa para redoblar el asedio. Ahora pretende servirse de los malos datos de Madrid para poner cerco a la región que simboliza la alternativa al sanchismo" con una "intervención unilateral sobre Madrid". "Este giro radical respecto de la lealtad cacareada hace días por el propio Illa evidencia la cacicada".

También comenta Rosell el siguiente golpe a la democracia que prepara Sánchez, el de la justicia. "La intención que sopesa el Gobierno de cambiar el método de elección del Consejo General del Poder Judicial, dejando a un lado al PP, supondría un atropello a las previsiones constitucionales". "Se trata de una muestra más de un irresponsable despotismo que agudiza la degradación de las instituciones. El populismo avanza sin frenos en la España de Sánchez e Iglesias". Y dale con el populismo. Se llama dictadura, vamos a dejarnos de sutilezas y eufemismos.

Como dice Federico Jiménez Losantos "la dictadura es esto". "Ayer, Sánchez tomó Madrid por asalto, mintiendo como un bellaco a través de Illa el Antimascarilla, retorciendo la Ley hasta extremos de golpismo esperpéntico". "Golpe a golpe, el mismo día anunció la liquidación del Poder Judicial definido en la Constitución de 1978".

"Lo que está haciendo la Pareja Tóxica, como llama Rosa Díez a Cum Fraude y el Moños, es mangarnos, o sea, robarnos audazmente, en nuestras narices, el régimen constitucional de 1978, exactamente igual que Hugo Chávez al llegar al poder en 1998, asesorado por CEPS, primera versión —y cuenta corriente— de Podemos. Se trata de pervertir la Ley a través de reformas en un sentido contrario al primitivo, que es el de proteger al ciudadano, hasta ilegalizarla de hecho, mediante leyezuelas y referendumillos a medida del caudillejo. La dictadura es eso: esto".

El País

"Los madrileños afrontan el cierre sumidos en la incertidumbre". Al periódico del golpe no le basta el cerco a Madrid y aprieta para hundir mas a la capital. "La movilidad laboral y los agujeros del plan ponen en jaque la eficacia del cierre de Madrid". ¿Pretenden paralizar la actividad laboral? ¿Qué tal si empiezan por ellos mismos y cierran ese periódico?

Editorial sobre Ayuso plagado de mentiras y descalificaciones. "La batalla política que libra el Gobierno de la Comunidad de Madrid sobre la gestión de la pandemia se ha convertido en una resistencia numantina a aplicar las directrices emanadas del Consejo Interterritorial de Salud celebrado el miércoles". Directrices no, imposiciones.

"Tras un amago de rebeldía, la presidenta Díaz Ayuso dijo ayer que las acataría, pero al mismo tiempo anunció que las impugnará ante la justicia, lo que no deja de ser una posición obstruccionista". Creíamos que en un Estado de derecho se podía acudir a la justicia cuando crees que se ha cometido una ilegalidad. Ah, que ya no estamos en un Estado de derecho, que estamos en la dictadura sanchista avalada por El País y el Ibex que lo sustenta.

"En una situación de emergencia, poner obstáculos a la lucha contra la pandemia resulta una actitud irresponsable y temeraria que va contra el consenso científico y los principios éticos del buen gobierno". Aquí lo único irresponsable y temerario son los voceros mediáticos del régimen bolivariano sanchista.

"Que las 10 ciudades españolas con esas condiciones pertenezcan a la Comunidad de Madrid no revela ningún afán de persecución política, sino la pésima gestión de sus autoridades, que no han actuado con la suficiente contundencia". La pésima gestión ha sido la del gobierno de Sánchez, Simón e Illa, que tras reaccionar tarde y provocar la muerte de más de 50.000 personas desconfinó a toda prisa, nos mandó a divertirnos, dijo que había vencido al virus y se largó de vacaciones. Sin embargo, lo único que El País reprocha a Sánchez es que no haya intervenido Madrid antes. Lo que sí tenía que haber hecho antes fue escuchar las alertas, tomar medidas y no celebrar la manifestación asesina del 8-M.

A Elvira Sastre, una de las columnistas bienpagás de El País, le da "vergüenza" Madrid. "Lo que está sucediendo en Madrid es un escándalo. En mi barrio hay tres lugares que no solo no se vacían, sino que cada vez albergan más gente". Los centros de salud, los bancos y las oficinas de empleo. "Y mientras estos tres lugares explotan, los contagios se multiplican, los muertos se amontonan, el sistema colapsa, el virus crece, crece, crece". Pues espera a ver las colas del hambre y bandas de asaltadores de supermercados, que vas a sentir más miedo que vergüenza. Todo por culpa de tu gobierno y tu presidente.

ABC

"El cierre de Madrid lastra la economía española". Al contrario que El País, cree que el recurso de Ayuso es necesario "porque es necesario arrojar luz en la oscuridad que el Gobierno de Sánchez está arrojando sobre el Estado de derecho". Aunque sea inútil.

"Porque detrás de todo este jaleo está obsesión política de la izquierda por desbancar a la derecha del Gobierno autonómico que ocupa por voluntad de los madrileños desde hace décadas" y esto lo sabe todo el mundo, los primeros los voceros mediáticos de Sánchez. "Y el objetivo último es el propio PP, que debe ser consciente de esta estrategia taimada de envolver en preocupación por la sanidad una indisimulada pulsión partidista. A la obsesión ideológica con Madrid le sigue una obsesión económica. La pobreza es el estado social en el que la izquierda cultiva sus mensajes y, por eso, no soporta el nivel de bienestar alcanzado en Madrid con gobiernos de la derecha". "En Madrid no solo se libra una batalla contra el virus, feroz la pasada primavera, sino también por la supervivencia de un modelo político, económico y social que la izquierda quiere arruinar". Que ya ha arruinado, mejor dicho. A ver si acaba con ellos también, moriremos de hambre con una sonrisa.

Como dice Ignacio Camacho, Sánchez "ha decidido usar el covid como ariete con el que derribar él diría "derrocar" a la presidenta del bastión simbólico de la derecha". Ellos se pelean "en medio de una hecatombe social de desempleo y pobreza, de un recurrente conflicto de independencia y de un ataque a la Corona desde el propio Ejecutivo de izquierdas". De este desastre no salimos. Ni se librará Sánchez, que se olvide.

La Razón

"Ayuso recurre hoy el cierre de Madrid sin el apoyo de Cs". "El choque Ayuso-Aguado por Illa agita la moción de censura en Madrid". Si Ciudadanos entrega Madrid al sanchismo habrá terminado de cavar su propia tumba. "La ruptura entre los dos socios es total", dice Carmen Morodo.

En el PP "ya no se fían de Aguado y ya no descartan una moción de censura en la que él mismo pudiera ser el candidato y hacerse con la presidencia de la Comunidad de Madrid apoyado por la izquierda". ¿Que no la descartan? Por favor, si es descarada. Mira Casado, o convocas elecciones en Madrid u olvídate de la región. Si dejas que la izquierda tome Madrid por indolencia o cobardía también te juegas tu propio liderazgo en el PP.

Dice el editorial que "a Illa le falta ciencia y le sobra sectarismo". Vaya con el ministro educado. "Que desde el PSOE y sus aliados de extrema izquierda se haya tratado de vincular la situación sanitaria con una moción de censura" lo dice todo. "Nos encontramos con una arbitrariedad gubernamental que ha de ser corregida en los tribunales". Como esperen a los tribunales, adiós Madrid.

Marhuenda concede que "no hay duda de que Sánchez ha conseguido una contundente victoria al imponer una norma que solo afecta a Madrid". Sí, querido Paco, se veía venir desde que vimos a tu amigo Ferreras más feliz que una perdiz, es el termómetro de cómo va la cosa. Si usted ve a Ferreras contento –es recomendable poca dosis y gran cantidad de EPI mentales y morales– échese a temblar y piense en qué país quiere exiliarse. Él está a sueldo del Gobierno, usted pasará hambre.

A continuación