Sánchez empieza a dar miedo: redobla los ataques al Rey y las amenazas a Madrid mientras España quiebra

Sánchez recrudece sus ataques al Rey y redobla las amenazas a Madrid. Ah, y Torra ha sido inhabilitado.

Pilar Díez

El Mundo

"El Supremo inhabilita a Torra pero ERC no rompe con Sánchez". Mientras, "Illa mantiene la presión sobre Madrid aunque no habla de intervenirla". Dice el editorial que "la inhabilitación de Torra ha sacudido la política catalana, lo que afecta de lleno a la estabilidad del conjunto de España teniendo en cuenta la dependencia de Sánchez de las formaciones secesionistas". "Sánchez mantiene su apuesta por la coalición Frankenstein", nunca se le ha pasado por la cabeza romperla.

"Ello deja al Gobierno de la nación al albur de la estrategia electoral de ERC, uno de los partidos que perpetraron el golpe del 1-O. Esto explica el reciente veto a Felipe VI en Barcelona —el ministro de Justicia admitió ayer que se ordenó para no importunar a los independentistas—, y las negociaciones abiertas para pactar los Presupuestos con Esquerra y los herederos de ETA. No cabe mayor oprobio para España que depender de fuerzas políticas cuya prioridad pasa, precisamente, por liquidar la soberanía nacional y quebrar el marco constitucional. La contienda preelectoral en Cataluña no hará más que agudizar aún más la inestabilidad de la mayoría parlamentaria que mantiene a Sánchez en la Moncloa". Sánchez no depende de ERC, los quiere a su lado porque tiene los mismos objetivos, liquidar la soberanía, quebrar el marco constitucional, cargarse al Rey y tomar Madrid por la fuerza.

Arcadi Espada lo tiene claro. "El ministro de Justicia de la monarquía miente". "La presencia del Rey en Barcelona no comportaba mayores problemas de seguridad ni tampoco iba a desencadenar protestas incontrolables". Aparte de que el Rey ya está acostumbrado a esa pandillas de zumbados. "El hecho de que el Gobierno tome al Rey como rehén es un escándalo institucional sobre el que no vale la pena perder tiempo ni palabras". "Es falso que el Rey haya roto su neutralidad constitucional. Se la han roto. El Gobierno acaba de incluirlo entre la mitad de españoles con la que ya no habla. Una intemperie, desde luego. Y un honor". España, de nuevo en dos mitades, los que están con el Rey y los que están con el golpe que prepara Sánchez. Acabaremos a tortas.

Hasta Raúl del Pozo empieza a asustarse. "Este Gobierno vive a base de decretos y dedazos; es ambiguo y contradictorio; intenta persuadir o seducir, y asusta. Está contaminado de demagogia populista y no desprecia la mentira. Su lenguaje es triunfalista y errático y eso es peligroso porque cada vez manda más, con una oposición débil y desbaratada". "Resulta inexplicable que no trate de unir a la sociedad frente al peligro, sino trocearla. Es incoherente que diga en la ONU que la unidad salva vidas y envíe manifestantes contra aquellos con los que acaba de firmar un pacto. Es sorprendente que culpe a los otros partidos de sus propios errores. Es absurdo que en vez de repartir ayudas a los gobiernos regionales y a los ayuntamientos, reparta culpas. Es enrevesado y raro que no explique a la sociedad que cuando estamos al borde de la quiebra y la bancarrota, sigue malgastando y tirando el dinero". Bienvenido a la realidad de lo que tenemos encima, Raúl. Más vale tarde que nunca.

El País

"Cataluña entra en campaña en plena pandemia con la inhabilitacion de Torra". Galicia y el País Vasco también entraron en campaña en plena pandemia. Dice el editorial que la condena le supone a Torra "una deshonra". Con la pasta gansa que le vamos a pagar yo también me pasaría la honra por el arco del triunfo.

"Cuanto antes sea la cita con las urnas, mejor. Es necesario intentar salir de la prolongada parálisis política, ineficacia administrativa, división social, crispación moral y creciente incertidumbre al que su Ejecutivo ha sometido a los catalanes, pero también al conjunto de los españoles". Chorradas, las elecciones no cambiarán nada, y el problema de España es Sánchez, no Torra.

"Sanidad presiona a Madrid pero evita ponerle plazo para intervenir". Illa pide a Ayuso que "se deje ayudar" y su consejero responde que no aceptarán imposiciones. Cuanto más se retrasen las medidas "más duras serán", advierte el ministro". Vaya con el moderado Illa, se la ha caído la careta y ha dejado al descubierto que es lo mismo que su jefe, un matón de discoteca. Decirle a Ayuso que se deje ayudar ¡por Illa y Simón!, los responsables de la muerte de miles de personas. Que si iba a haber en España uno o dos casos, que no había que llevar mascarillas, que había que celebrar el 8-M. Vamos, para dar lecciones.

Félix de Azua no entiende lo que le pasa a este país. "Tenemos vicepresidentes cuyo ídolo político es Maduro, altos cargos peronistas, consejeros que cobran de Irán, un ministro comunista (¡y de consumo!), varios partidos independentistas de diferentes lugares, y toda esa fauna gobierna unida bajo la protección de una secta del socialismo llamada "sanchismo" que nadie sabe qué cosa sea, excepto que tiene por jefe a un actor mesocrático. Eso por no hablar de los escuadrones catalanes y vascos que atemorizan a la población, pero son amigos del Gobierno". A ver cómo salimos de esta.

ABC

"Sánchez desvela su malestar con el Rey al consentir los ataques de tres ministros". Jesús Lillo advierte: "Sánchez aparenta guardar silencio, pero es el vetrílocuo que pone en escena a sus muñecos, Garzón, Castells y Campo, mientras sonríe al público. Nada que añadir. La normalización del ataque al Estado de derecho y a las instituciones que lo articulan no es ya patrimonio de una secta secesionista e irredenta para la que, en pos de la convivencia, se tramita el indulto. El Gobierno saca la provocadora figura del Rey del tablero del Estado para naturalizar la crisis constituyente que anunció el ministro de Justicia. El régimen del 78 es una hipérbole".

Girauta dice que nos quitemos de la cabeza a Iglesias y sus ministros, que el peligro es Pedro Sánchez. "Va siendo hora de meterse en la cabeza que todo lo que sucede sucede porque quiere Sánchez, y que el PSOE es Sánchez". "Si la democracia española está malherida es por culpa del Narciso de la Moncloa, y de nadie más". "¿Qué pretende Sánchez? Añadir miedo social al miedo de la pandemia". "El pánico, que paraliza a quienes estarían obligados a reaccionar, puede desencadenar revoluciones, cierto es". "Lo que se busca es aprovechar el canguelo de las élites para armar una autarquía disimulada". El que empieza a dar verdadero miedo es él.

Y es que, dice el editorial, Sánchez es un maestro de la mentira y el engaño. "Antes cabía duda de en qué bando estaba. Ahora ya se sabe que en el constitucionalista, no", dice el editorial. Vaya no, la jugada contra el Rey nos lo ha dejado muy clarito.

La Razón

"Era postTorra: elecciones el 31-E o el 7-F". Marhuenda está contento. "Los independentistas siempre tropiezan en la misma piedra que es la justicia". Torra "se ha encontrado de frente con la realidad y es el fin de su escapada irresponsable que no conducía a nada salvo a mantener la espiral delirante de frentismo ". "Es ahora el momento de que el constitucionalismo impida que la generalitat sea un muñeco al servicio de Puigdemont o de una ERC que quiere ganar las elecciones para que PSOE y Podemos le hagan presidente de la Generalitat". La verdad, no se entiende tanto optimismo. Artur Mas, Puigdemont, Torra, Pere Aragonés, Junqueras, Rufián, ¿qué más da? Todos son iguales y han ganado todas elecciones que se han celebrado en Cataluña en los últimos años. Lo mismo pasará en las siguientes y seguiremos donde estamos, esto no tiene solución.

"Illa da un ultimátum a Ayuso y no descarta la intervención". Tomás Gómez, que algo sabe de cómo las gasta Sánchez, dice que el dictador de la Moncloa no las tiene todas consigo. Sabe que si interviene Madrid "será el responsable de la caída económica y el paro" que arrastrará a toda España. Aparte de que como el virus no se frene -cosa bastante probable con Illa y Simón al mando – a ver cómo lo explica.

"Cuando pase la pandemia, ya nadie se acordará del virus, pero tendrán presente que no tienen empleo. La piedra que lanzó Illa parece que va de vuelta a la cabeza de Sánchez". "De momento, el desgaste está corriendo por las venas de Díaz Ayuso, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid tiene algo que preocupa en Moncloa: predicamento en medios de comunicación, que es la condición previa para poder construir un relato". Si lo sabrá Sánchez, que ha colocado en TVE a un radical sectario como Cintora. Como la jugada contra Ayuso le salga como la jugada contra el Rey lo mismo nos salvamos. Las prisas nunca fueron buenas consejeras.

A continuación