Iván Redondo toma los mandos tras 72 horas de campaña de presión a la CAM para "confinar todo Madrid"

Según fuentes conocedoras, Redondo llamó este viernes a Rodríguez "para "convencerle". Illa trasladó la recomendacion "por escrito" el martes.

Ketty Garat

La mano tendida ha saltado por los aires. El "espacio de colaboración" inaugurado el lunes entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, no duró ni 24 horas. Según ha podido saber Libertad Digital, fue el pasado martes cuando el ministro de Sanidad, Salvador Illa, trasladó "por escrito" a la Comunidad de Madrid la recomendación de "confinar todo Madrid".

La respuesta fue "negativa", lo cual inició una campaña de presión desde el Palacio de la Moncloa y el Ministerio de Sanidad contra la Comunidad de Madrid para que aceptaran esa recomendación que "se les ha trasladado de forma reiterada", la última vez este jueves por la tarde por parte del titular de Sanidad, Salvador Illa. Unas conversaciones privadas que se sucedían mientras el titular de Sanidad convocaba a los medios de comunicación a Moncloa este jueves anticipando, a modo de presión, que se avecinaban "semanas muy duras en Madrid", en aras de apremiar a la Comunidad a aceptar sus postulados.

Pasadas 48 horas desde el inicio de las infructuosas conversaciones, el jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, se puso a los mandos de la operación que ya había dirigido él personalmente desde que hace una semana acordara con su homólogo en Madrid, Miguel Ángel Rodríguez, celebrar una reunión entre Sánchez y Ayuso en la Puerta del Sol que entonces calificaron de "histórico". Según adelantan fuentes gubernamentales consultadas por LD, tras la última comunicación de Illa, Redondo tomó las riendas y conversó telefónicamente con Rodríguez "para intentar convencerle". La conversación se ha repetido en la mañana desde este viernes "a primerísima hora" a iniciativa nuevamente de Redondo pero obteniendo el mismo resultado por parte del jefe de gabinete de Ayuso: una negativa cuyos motivos se niegan a facilitar porque "debe ser la Comunidad de Madrid quien lo explique".

La secuencia de los acontecimientos ha precipitado la comparecencia de Salvador Illa en rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa, comunicada por la Secretaría de Estado de Comunicación a las 11:47 horas de esta mañana mientras se sucedía la comparecencia de prensa de los responsables técnicos madrileños anunciando las medidas tomadas. Destilando un gran malestar, Illa ha rechazado "entrar en reproches" pero sí ha mandado el mismo recado al gobierno regional que hizo este jueves: "Van a venir semanas muy complicadas pero que se van a conseguir si hacemos lo que tenemos que hacer". Traducido: Moncloa no tira la toalla y confía en que Madrid acceda a ser confinada... o sometida.

A continuación