El pregonero de las fiestas de Barcelona llama "inadaptados" a quienes no hablan catalán

Un payaso convierte el pregón de la Virgen de la Merced en un mitin separatista y acusa a los no independentistas de "sodomizar" una cultura.

Pablo Planas (Barcelona)

Jaume Mateu, más conocido como Tortell Poltrona, no ha tenido el más mínimo reparo en llamar "inadaptados" a los hablantes de español en el curso del pregón de las fiestas de la Virgen de la Merced de Barcelona. El payaso elegido por Ada Colau para leer el pregón de este año compareció maquillado para la ocasión y lo primero que hizo fue leer una carta del golpistas Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, con los habituales tópicos sobre el "derecho a decidir" y el "lo volveremos a hacer".

Después manifestó que "hay gente empeñada en pensar que nuestra lengua es el castellano y nosotros venga a hablar en catalán. Se ve que debemos tener problemas mentales. Quizás piensan que su lengua es más importante que la de mi madre. Pues no. Quienes rechazan la lengua y la cultura de un lugar cómo mínimo se puede decir que son unos inadaptados".

El pregón se llevaba a cabo con la sola presencia de las autoridades municipales dadas las restricciones provocadas por el coronavirus. Y en ese punto, la jefa de filas de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Luz Guilarte, y Manuel Valls, de Barcelona por el Cambio, se han levantado y se han ido. Guilarte argumentó en Twitter que "esperábamos un pregón para todos los barceloneses y no un discurso político al servicio de una ideología". Valls, por su parte, ha tuiteado: "Vulgaridad y racismo. Este pregón ha sido un fracaso".

Pero el payaso Poltrona no se limitó en llamar "inadaptados" a quienes no hablan catalán. Enterado de la marcha de Guilarte y Valls, insistió en sus insultos: "Si se levantan y se van insisto en que son unos inadaptados, unos policías del imperio que vienen aquí a sodomizar, por decirlo de alguna forma, una cultura y una lengua". Tortell Poltrona, que es presidente de Payasos sin Fronteras, también ha negado la separación de poderes en España, ha dicho que "la justicia en bastante injusta" y que "el Estado de derecho cojea".

A continuación