Al menos nueve comunidades autónomas no harán test de coronavirus a los profesores

El sindicato de profesores ANPE denuncia que el gobierno de Pedro Sánchez no tome las riendas en este asunto: "Es más fácil sacudirse las manos".

Sandra León

Tras el revuelo organizado en Madrid por las colas de profesores para someterse a las pruebas de la covid-19, los sindicatos educativos denuncian que hay al menos nueve comunidades autónomas donde ni siquiera se van a hacer test a todos los docentes: Aragón, Baleares, Cantabria, Cataluña, Extremadura, La Rioja, Navarra, País Vasco y Valencia.

El martes, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, defendió la decisión de su Ejecutivo, alegando que este tipo de pruebas "no valen para nada", porque "un docente puede dar negativo hoy y ser positivo mañana, lo que provoca una falsa seguridad que te lleva probablemente a bajar la guardia". Ese es precisamente el mismo argumento al que se aferran la mayoría de las regiones que han optado por no implantar esta medida y con las que Libertad Digital se ha puesto en contacto en los últimos días.

La Consejería de Educación de Aragón insiste en que hacer test masivos al profesorado "solamente nos da una foto fija de un momento determinado y no quiere decir que el día que se incorpore los resultados sean válidos". Desde La Rioja coinciden en que "la persona puede contagiarse esa misma mañana después de hacerse la prueba" y añaden que "los recursos materiales, económicos y humanos para llevarlos a cabo son tremendamente altos en relación a esa utilidad práctica tan limitada que dan a cambio". Se trata de alegatos muy similares a los que ofrecen los departamentos de Educación de Cantabria, Navarra, País Vasco y Valencia.

Baleares, por su parte, únicamente tiene previsto hacer pruebas serológicas al personal de riesgo (mayores de 60 años, personas con problemas cardiacos, hipertensión, diabetes, inmunodeprimidos y personas sometidas a tratamientos oncológicos, entre otros), mientras que Cataluña responde a Libertad Digital que se limitará a hacer un muestreo poblacional, aún sin fecha, en el que también se incluirá a parte del profesorado, pero siempre con criterios epidemiológicos y no de forma masiva.

"Es más fácil sacudirse las manos"

El sindicato independiente de profesores ANPE, sin embargo, rechaza las excusas de las distintas comunidades autónomas. "Todo lo que se haga para garantizar la seguridad es positivo", defiende su presidente. "Es verdad que el hecho de que un profesor de negativo hoy, no quiere decir que mañana no de positivo, pero al menos tienes unos datos que te permiten hacer una previsión de aislamiento y que dan tranquilidad a las familias".

Además, Nicolás Fernández Guisado denuncia la disparidad de criterios, cuando "todas las comunidades deberían aplicar las mismas medidas para no romper el principio de igualdad de oportunidades". En este sentido, el presidente de ANPE lamenta que el Gobierno central no haya tomado las riendas: "Se está extendiendo el mantra de que como las competencias están transferidas, las comunidades pueden hacer lo que quieran y el Gobierno no puede hacer nada, y eso no es verdad".

El ejemplo más claro de cuantos nos aporta Fernández Guisado se remonta a la época del PP, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió aumentar la ratio de los centros educativos por decreto para poder aprovechar los recursos. "No voy a valorar si se hizo bien o se hizo mal, pero si se pudo hacer eso, ahora también se pueden tomar medidas de carácter general", dice el presidente de ANPE. ¿Por qué nos la toma Pedro Sánchez? Fernández Guisado lo tiene claro: "Es más fácil sacudirse las manos".

Con todo, el sindicato mayoritario de la enseñanza pública defiende la importancia de apostar por la presencialidad en las aulas, "porque es la verdadera educación, pero con unas garantías básicas". Por eso, entiende que todas las regiones deberían hacer test masivos y periódicos al profesorado, ya que eso no sólo va en beneficio de docentes, sino que también aporta tranquilidad a las familias.

A continuación