Torra exige a Sánchez y al Rey que pidan perdón por el fusilamiento de Companys

El presidente de la Generalidad promete "persistir" en el separatismo en la conmemoración de la fiesta regional de Cataluña.

Pablo Planas (Barcelona)

Último discurso de Quim Torra para la Diada, la fiesta regional de Cataluña, como presidente de la Generalidad. El dirigente separatista ha dedicado la primera parte de la intervención a recordar la figura de Lluís Companys, fusilado hace ochenta años. Exige que el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y el jefe del Estado, el rey Felipe VI, pidan disculpas "al pueblo de Cataluña".

Torra se ha remontado a una carta del ministro de Exteriores alemán de 1990, Karl Friedrich Genscher, remitida a Jordi Pujol y en la que se decía: "El cincuenta aniversario de la ejecución de presidente de Cataluña, Lluís Companys, evoca el doloroso recuerdo de uno de los periodos más oscuros de la historia de Alemana y de España. (...) Compartimos nuestro duelo por el segundo presidente de la Generalidad de Cataluña, conscientes de la participación habida en nombre de Alemania".

El detalle más significativo es que frente a la teoría separatista de que Torra es el presidente número 131 de la Generalidad, las autoridades alemanas cifraban a Companys como número dos, tras Francesc Macià. Con ese cálculo, Torra es el presidente número diez de la institución.

Torra ha asegurado que los cónsules de Alemania y Francia en Barcelona "asumieron la responsabilidad de la detención y deportación" de Companys en 2008, pero no ha concretado en qué consistió tal asunción. Acto seguido ha añadido: "Este año se cumple el ochenta aniversario del fusilamiento del presidente Companys y España todavía no ha asumido su responsabilidad ni pedido disculpas al pueblo de Cataluña".

Tras tales consideraciones, ha prometido persistir en el proceso separatista hasta lograr la independencia, ha citado a los golpistas presos y a los fugados y ha apuntado que "sufren aún hoy una persecución política propia de un Estado autoritario y vengativo"

Cambiando de registro también ha pedido un esfuerzo a la ciudadanía para combatir el coronavirus. "Serán necesarios grandes esfuerzos y sacrificios y deberemos estar atentos para conseguir que el inicio del curso escolar sea una historia de éxito".

Para finalizar ha recurrido a una frase de Pompeu Fabra: "Sólo tendremos lo que sepamos ganar". La cita le ha dado pie para prometer "la democracia en tiempos de autoritarismo y la república catalana del compromiso cívico en tiempos de monarquías corruptas".

A continuación