Play

La "solución" de Arrimadas para el CGPJ: "Ni dedazos políticos por whatsapp ni bloqueo"

La líder de Ciudadanos insiste en una reforma para que parte de los vocales sean elegidos por los propios jueces.

Mariano Alonso

"Tengo una solución: ni dedazos políticos en un despacho por 'whatsapp' ni bloqueo. Que se apruebe la reforma que nosotros hemos planteado para que los jueces del Consejo General del Poder Judicial los elijan, la mayoría, los jueces, y no los políticos. Es muy fácil".

Así de tajante contestaba Inés Arrimadas este lunes -durante una rueda de prensa en el Parlamento de Cataluña con motivo del tercer aniversario del inicio del golpe secesionista, con la aprobación el 6 y el 7 de septiembre de las llamadas por el independentismo leyes de desconexión- a la pregunta de cuál sería su modelo para renovar el CGPJ, después de las ultimas informaciones acerca de los desencuentros entre Pedro Sánchez y Pablo Casado al respecto.

Haciendo bandera de un asunto que ha sido clave siempre en Ciudadanos, y que en todo momento defendió su antecesor al frente del partido, Albert Rivera, Arrimadas volvía a citar el Informe GRECO del Consejo de Europa, a su juicio "clarísimo" en el sentido de que, explicaba, "España tiene que despolitizar la selección de los miembros del CGPJ. Y además es que sería cumplir con el espíritu constitucional" que antes de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial emprendida por el Gobierno de Felipe González en 1985 establecía que doce de los veinte vocales serían elegidos por los propios magistrados, más otros cuatro por el Senado y cuatro por el Congreso.

Arrimadas se mostraba crítica con los dos grandes partidos en materia de independencia judicial, ya que, argumentaba, "mientras unos [el PSOE] plantean seguir repartiéndose los jueces y otros [el PP] plantean bloqueo, pues yo propongo reforma. Que se apruebe nuestra reforma en el Congreso y los jueces elegirán a los jueces y así no veremos más ni WhatsApp, ni despachos repartiéndose entre dos partidos los jueces".

La reforma de la norma del 85 fue uno de los mayores empeños de Rivera, que siempre presumió de negarse a participar en el "cambio de cromos" de PSOE y PP sobre el órgano de gobierno de los jueces.

A continuación