Podemos veta a Ciudadanos para los Presupuestos y pide a Sánchez que “cuide” la mayoría de la investidura

Los de Iglesias dicen que el PSOE "sabe que con nosotros no va a contar" en una negociación con el partido naranja.

Mariano Alonso

Podemos comienza a entonar su particular ‘no es no’. Los flamantes portavoces del partido morado, Isabel Serra y Rafael Mayoral, dejaban claro este viernes, en una rueda de prensa de arranque del curso político en la nueva sede de la formación en Madrid, que vetarán el entendimiento con el PP o Ciudadanos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, una vía que supliría la precariedad parlamentaria del Gobierno de coalición de izquierdas y en la que cada vez confía más Pedro Sánchez.

Mayoral dejaba claro que su intención es sacar adelante las Cuentas Públicas (algo que Sánchez no ha logrado aún desde que llegase en 2018 a La Moncloa tras la moción contra Mariano Rajoy) con "la mayoría que sacó adelante la moción de censura y la mayoría que sacó adelante la investidura, sin duda, es el planteamiento que hemos mantenido de forma coherente siempre". Es decir, contar con los partidos separatistas y nacionalistas antes que con alguna de las formaciones del centroderecha.

Más contundente era Serra, quien afirmaba que "esos presupuestos, los que saldrían en el caso de que tuviesen el apoyo del PP y de Ciudadanos, son los presupuestos de los recortes y son los presupuestos de la desigualdad. Por lo tanto, sí, vetamos las políticas de Ciudadanos y vetamos las políticas del PP". La también portavoz del partido morado en la Asamblea de Madrid aseguraba que el PSOE "sabe que con nosotros no va a contar para unos presupuestos con Ciudadanos. Confiamos en el que el PSOE cuide la mayoría que sustenta este gobierno" concluía.

Serra se refería precisamente a la política en la Comunidad de Madrid para justificar su rechazo a los de Inés Arrimadas: "Solamente hay que ver que lo que está haciendo Ciudadanos es exactamente lo mismo que lo que está haciendo Ayuso [Isabel Díaz], es apoyar las políticas de Ayuso sin decir absolutamente nada en contra, y eso tiene que ver con tener unos servicios públicos absolutamente degradados".

A continuación