La primera "puñalada" de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez

Los contagios siguen subiendo en una España sumida en el caos político y administrativo.

Pilar Díez

El Mundo

"Pablo Casado sólo negociará los Presupuestos si Pablo Iglesias sale del Gobierno". En román paladino, Casado no negociará los presupuestos y Sánchez respira con alivio. En realidad, no le necesita.

Arcadi Espada ha hablado con un médico que le ha dicho que "en España han muerto miles de personas a causa de haber sido mal atendidas o, simplemente, de no haberlo sido. No por falta de conocimiento científico y técnico, sino por falta de medios y una gestión inadecuada". Y claro, Espada se puso a pensar y echar un vistazo a los curriculum de Sánchez, Ayuso y Torra y se encontró un erial.

"Sus cargos actuales solo se explican porque la democracia da a veces golpes de Estado. El pueblo no entiende hasta qué punto se juega su porvenir cuando vota". ¿A qué extraordinario gestor habrá votado Espada? Podía decírnoslo para darnos una pista sobre a quién votar la próxima vez.

Maite Rico, como Arcadi, echa pestes de nuestros dirigentes de pacotilla. "Tenemos un presidente tan bien plantado como inservible. Un Gobierno (22 ministros, mil asesores) tan extenso como incompetente. Un sistema autonómico tan disfuncional como oneroso. Un experto sanitario que podría haberse quedado surfeando en Portugal. Unos líderes políticos anodinos o ventajistas". Y culmina David Jiménez Torres dando una explicación de por qué nos pasa lo que nos pasa. España tiene una enfermedad congénita e incurable: "incapacidad para tener élites responsables". Ya ves Arcadi, no hay nada que hacer.


"Los estudiantes convocan huelga contra Isabel Celaá e instan a los ministros de Podemos a apoyar el paro "por coherencia". Javier Redondo aclara el inaudito llamamiento del Sindicato de Estudiantes para que un miembro del Gobierno encabece su huelga contra el Gobierno. "Se quejan de la inhibición de Celaá y el desbarajuste. El reproche coincide con las críticas que los de Iglesias le hacen a la ministra de Educación mientras el de universidades sestea".

"El Sindicato y los filtradores de las deliberaciones del Consejo de Ministros han empleado la misma palabra: "inacción". Iglesias forcejea, contraataca y hace suyo aquello de Errejón de la necesidad de erigirse en "fuerza anfibia", compaginar las instituciones y la calle; aunque da una vuelta de tuerka a la ubicuidad: en el Gobierno y contra el Gobierno". Pablo, hijo, ten cuidado con esas contorsiones, que ya tienes una edad y te puedes hacer daño.

"En su manifiesto, el Sindicato derrama y pone donde cae la palabra "recortes" y sólo cita dos nombres propios: Celaá -que apunta a coartada- y... ¡Ayuso! Sin ella de por medio y en la diana no hay protesta que valga ni digna de serlo. La asociación pide que el Ministerio tome el mando... contra Madrid". Mira que son retorcidos. Con lo fácil que es presentar la dichosa moción de censura de una vez por todas.

El País

"Casado irá a Moncloa con una negativa a grandes pactos". En concreto, la renovación del CGPJ, que es lo que realmente les joroba. Cuenta Carlos Cue en la versión digital que "Sánchez advierte a sus ministros de que vienen meses muy duros y les pide unidad". Vamos, que avisa a Iglesias de que deje de tocarle las narices.

Y leña a Madrid que no falte. "Madrid ya es la comunidad que mayor presión asistencial sufre en sus hospitales por el coronavirus". Se trata de la única información que se puede leer en la versión online del periódico sin pagar, qué casualidad.

El editorial habla del cole, de lo mal que se están haciendo las cosas, sobre todo en Madrid, como no podía ser de otra manera. "No hay pistas que indiquen que la contratación de 10.600 profesores por parte de la Comunidad de Madrid por parte de la presidenta Ayuso vaya a materializarse". "Son varias las regiones que llegan con anuncios elocuentes de contrataciones que aun no se han hecho realidad", pero Madrid, vamos, lo peorcito y tal y tal.

ABC

ABC culpa de todo al Gobierno. "España tiene un Gobierno pasivo y desaparecido, y solo la mentira le motiva para seguir gobernando". "Sánchez miente a sabiendas, y pese a ello la sociedad no parece capaz de reaccionar. El miedo a una nueva fase trágica de la pandemia empieza a ser notable. Respecto al desplome económico, sobran las palabras y basta con que cada español se palpe el bolsillo. Pero en este clima, Sánchez aún sonríe con la prepotencia de quien sigue presumiendo de liderar una legislatura larga en lugar de asumir que España agoniza bajo su mando". ¿Y qué se supone que puede hacer la sociedad? Ya nos lo irá diciendo.

En su segundo editorial ABC pide a Sánchez que escuche a los empresarios y amplíe los ERTE hasta final de año, pero también le reprocha que se centre "en el asunto de garantizar los subsidios". Un ERTE pagado en buena parte por el estado no deja de ser un subsidio.

"La Seguridad Social es incapaz de hacer frente al aluvión de solicitudes del ingreso mínimo vital. Tras la fanfarria, el desierto: solo se ha aprobado el 1 por ciento de las peticiones, lo que supone un desastre cercano a la tomadura de pelo". "Sánchez ha de abandonar esa altanería estéril y debe dejarse aconsejar".


La Razón

"Los profesores deberán usar EPI si un alumno presenta síntomas". Veo a los profes pidiendo bajas en cascada.

Antonio Martín Beaumont cuenta que en Ferraz están que trinan con Pablo por "embarrar" la Moncloa filtrando la regañina que le echó a Celaá en el Consejo de Ministros. "La puñalada a Sánchez en la espalda de Celaá también tiene una explicación interna. Iglesias intenta aparentar ante sus votantes una fortaleza que no tiene". Berrea mucho pero no pinta nada en el Gobierno. Sánchez le quiere para lo que le quiere. "Pablo Iglesias tiene dos graves problemas ante sí: un oscuro horizonte judicial y un irrelevante porvenir político. Necesita hacer ruido". No, si ruido hace. Nos está dando un veranito glorioso. Entre los líos con Dina y la tarjeta que aparece y desaparece, sus berrinches por una pintada en una carretera de montaña, y la corrupción que asola a su partido y a él mismo no nos ha dejado parar.

"Los dirigentes de Podemos empiezan a asumir que su jefe no es más que la última víctima de los manejos de Pedro Sánchez". Qué víctima ni qué niño muerto. Ahí le tienes, de vicepresidente, y los españoles sin poder dormir. Las víctimas somos los ciudadanos.

A continuación