Play

Casado recuerda los "45.000 muertos" y pregunta al Gobierno: "¿Qué aplauden, de qué se ríen tanto?"

A su entender, es un "rasgo casi pueril y ofensivo" que los socialistas acudan al Pleno a "competir en aplausos" y a hacer "ceremonias de autobombo".

Míriam Muro

"Señores del Grupo Socialista, ¿qué aplauden tanto? ¿De qué se ríen tanto?". Así ha comenzado el líder del PP, Pablo Casado, su discurso este miércoles ante el pleno del Congreso en el que Pedro Sánchez, ovacionado por su bancada, ha explicado el acuerdo alcanzado con el fondo europeo.

Casado ha acusado a Pedro Sánchez de vivir una "realidad paralela porque no hay nada que aplaudir" ante la situación que vive nuestro país con la "situación preocupante" por los rebrotes, la pérdida de "45.000 compatriotas por el virus" y "siete millones españoles que quieren trabajar y no pueden".

A su entender, es un "rasgo casi pueril y ofensivo" que los socialistas acudan al Pleno a "competir en aplausos" y a hacer "ceremonias de autobombo" en el día en el que el PSOE ha llenado su bancada saltándose las normas contra el coronavirus y el acuerdo sobre la limitación de asistencia a Pleno del 50%.

Casado ha afirmado que esos aplausos muestran "exactamente lo que falta" al PSOE, que es el "respaldo de una mayoría social y electoral" y el "respaldo de otros países a lo que está pasando". "Un Gobierno con 120 escaños debería tener más humildad, menos arrogancia y más sensibilidad con quien lo está pasando mal porque en España estamos viviendo un drama", ha lamentado.

En materia europea, el líder del Partido Popular ha propuesto a Pedro Sánchez nombrar "un alto comisionado para gestionar los fondos europeos de manera independiente".

"De nuevo, Sánchez va por detrás de los acontecimientos"

Fuentes populares explican que "frente al triunfalismo de Sánchez y los aplausos sin cesar de una bancada socialista abarrotada, Casado ha subido a la tribuna sin papeles para plantear soluciones desgranando un plan B jurídico y emplazando al Gobierno a ponerse a trabajar contra los rebrotes. El discurso que España se merece frente a los eslóganes vacíos de Sánchez".

"Sánchez parece vivir en un mundo paralelo. De nuevo, va por detrás de los acontecimientos", insisten desde Génova donde reiteran que el presidente del Gobierno "no aporta soluciones y se limita a decir que lo ha hecho muy bien para ovación de los suyos. Pero el ministro de Sanidad ni está ni se le espera. La de Turismo se entera por la prensa de lo que dice Reino Unido y la de Exteriores, pacta con el alcalde de Gibraltar".

"Sánchez tiene que decidir. O apuesta por la moderación y la centralidad que le exige Europa o por el extremismo de sus socios de investidura. Por la vía de los hechos, sigue en el extremismo", sentencian fuentes del PP.

A continuación