Sánchez entra en la campaña gallega atacando la "beligerancia" de PP en la crisis sanitaria

Los socialistas mantienen su estrategia de arremeter contra los populares por seguir "el camino que le marca la ultraderecha de Vox".

Libertad Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado su participación en la campaña del 12J atacando al PP por su beligerancia y escasa colaboración con el Ejecutivo durante la emergencia sanitaria suscitada por la pandemia de coronavirus, tras la cual, ha advertido, "no es lo mismo" quién gobierne.

En su primer acto electoral tras dejar el estado de alarma, Sánchez ha estado en Orense para apoyar al candidato socialista a las elecciones gallegas, Gonzalo Caballero, para quien ha pedido el voto con el argumento de que Galicia necesita que el Estado encuentre un "aliado" al frente de la Xunta.

Mascarillas, muchas de ellas con eslóganes electorales, y dispositivos para tomar la temperatura al millar de asistentes han servido como medidas de precaución de un mitin que el también secretario general del PSOE ha abierto con un recuerdo a las víctimas del coronavirus. El presidente del Gobierno ha llamado a "disfrutar de la normalidad recuperada" sin "bajar la guardia", dado que el virus obliga a vivir en "un presente continuo" mientras no existan una terapia y una vacuna efectivas contra el mismo.

Así pues, el líder del PSOE también ha pasado revista de las medidas tomadas en los últimos meses y, a la vez que ha elogiado los efectos de un estado de alarma que —a su modo de ver— "benefició a todos los ciudadanos en todos los rincones de España", ha criticado duramente la actitud de un PP que llevó a decretar este tipo de actuaciones excepcionales "sin el apoyo del principal partido de la oposición".

"Lo hicimos solos", ha añadido Sánchez, que ha reprochado al PP haber escogido seguir "el camino que le marca la ultraderecha de Vox" en su cruzada contra el Gobierno central en vez de ponerse del lado del Ejecutivo y sumar fuerzas en favor de bien común.

"Se equivocaron de objetivo y han fracasado", ha concluido, antes de resaltar que, por motivos como este, sí es diferencial quién gobierna en los momentos de dificultades.

Asimismo, Pedro Sánchez ha sacado pecho de las medidas con carácter social aplicadas por el Estado en estos meses de pandemia, con especial hincapié en la aprobación del ingreso mínimo vital, la dotación sin condicionantes de fondos a las Comunidades autónomas para financiar los servicios públicos o la extensión de la cobertura de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

A continuación