El Gobierno saca adelante el decreto de "nueva normalidad" con el sí del PP y el no de Vox, ERC, Junts y Bildu

El decreto será tramitado como proyecto de ley para incluir en el texto las aportaciones diversas de los distintos grupos parlamentarios.

Miriam Muro | Maite Loureiro | Mariano Alonso

Con el sí del Partido Popular, el decreto llamado por el Gobierno de la "nueva normalidad" ha salido adelante este jueves en el Congreso de los Diputados. Tal y como se esperaba, el propio Pablo Casado ha anunciado que sus diputados iban a apoyar el texto, mientras que Vox ha decidido que votar en contra, al igual que los socios del Ejecutivo de ERC, Bildu, y JuntsxCat.

A partir de ahora, el decreto será tramitado como proyecto de ley para incluir en el texto las aportaciones diversas de los distintos grupos parlamentarios, tal y como quería el Partido Popular.

"Nuestro partido ahora va a apoyar en el Congreso de los Diputados un decreto para salir de la brutal crisis del coronavirus y tomar medidas económicas y sociales y evitar que haya rebrotes, aunque habrá que completarlas para que España salga de este problema cuanto antes. Y vamos a apoyar, como siempre hemos hecho, la representación institucional del Gobierno de España en las instituciones europeas", ha anunciado Pablo Casado desde Rentería en un acto que ha compartido con su candidato Carlos Iturgaiz, en referencia a la candidatura de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, para presidir el Eurogrupo, confirmada este jueves.

Mientras tanto, en el Congreso, ha sido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el encargado de presentar el decreto ante un Hemiciclo en el que no le han acompañado ningún compañero de la bancada azul. Sin más ministros escuchándole, Illa ha tendido la mano a los demás grupos para incluir sus propuestas en el texto y ha insistido en que "el peligro del virus sigue ahí" y hay que mantener las medidas de prevención para "no tirar por la borda todo lo conseguido".

anapastortribuna-25-06-20.jpg
La diputada del PP, Ana Pastor, durante su intervención en el debate. | EFE

Desde el Partido Popular, Ana Pastor, respondía a esta mano tendida avisando, eso sí, de que "el Proyecto de Ley tiene que contener todas las medidas para hacer frente a los rebrotes que existen y a un rebrote excepcional con miles de afectados, y no estamos libres de ello. Y también, para aprovechar para hacer reformas estructurales y poder tener un Pacto de Estado por la Sanidad e incluir medidas como un plan de activación económico o un frente jurídico". "No tengamos una visión partidista, le agradezco su trabajo, creo que no ha sido por mala fe pero en buena parte no han acertado", lamentaba.

Vox vota en contra

Vox es el único de los grandes partidos que ha votado en contra del decreto sobre la llamada "nueva normalidad", en sintonía con la línea dura de oposición que vienen manteniendo contra el Gobierno desde los primeros días en que se decretó el estado de alarma. Una norma que sólo apoyaron en su primer trámite parlamentario y que han venido rechazando desde entonces, hasta el punto de recurrirla en el Tribunal Constitucional.

El portavoz de Sanidad del partido, Juan Luis Steegmann, ha reprochado al Ejecutivo la utilización del término "nueva normalidad", que ha definido como "totalitario", y ha responsabilizado al Gobierno de que España se enfrente a la actual situación "con 50.000 españoles menos, más enfermos, más pobres, más atemorizados y más desunidos".

En cuanto a las medidas incluidas en el decreto, Vox critica la escasa regulación sobre el uso de mascarillas, que no se realicen PCR de forma masiva o que no se lleve a cabo un mayor control en las fronteras para impedir la importación del virus de otros países. "La epidemia sigue, con las medidas expuestas pareciera que quisieran prolongar la normalidad y mantenerla a fuego lento", ha advertido el diputado.

Los de Abascal insisten en referirse al coronavirus como "el virus de Wuhan" para hacer hincapié en la procedencia china del mismo y critican la "política genuflexa" que España y el resto de Europa mantienen con el gigante asiático. "Otra vez la política de puertas abiertas con China cuando sabemos que nos mintió, nos sigue mintiendo y nos va a mentir", ha advertido el diputado.

ERC y Bildu, contra Cs

ERC y Bildu también han mostrado su posición en contra del decreto ante el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Cs para contar con el apoyo del partido de Inés Arrimadas. Los separatistas catalanes ya advirtieron al Gobierno de Sánchez que debía elegir socio y que no contaría con ellos en caso de que estuviera en el acuerdo la formación naranja.

El diputado de ERC, Frances Eritja, ha justificado su no asegurando que los separatistas temen que "ante situaciones extraordinarias, se aproveche la ocasión para introducir modificaciones legislativas, es decir, recentralizar por la puerta de atrás". "Nuestro no sigue siendo un aviso para navegantes. El diálogo y la negociación se practican a diario", ha advertido al Gobierno.

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha arremetido duramente contra ERC y Bildu, a cuenta de sus motivaciones para rechazar el decreto. "Van a votar que no con un silogismo curioso: si Ciudadanos está en el acuerdo, me da igual la distancia social y las mascarillas; si Ciudadanos está en el acuerdo, prefiero la enfermedad, el contagio y la muerte", afirmaba Bal, quien añadía que "les falta gritar ‘¡viva la muerte!’. Lamentablemente , en uno de estos dos grupos no nos llamaría mucho la atención" concluía, en referencia específica a la coalición que integra a Sortu, la antigua Batasuna, el brazo político de ETA.

Por lo demás, Bal presumía de las mejoras logradas gracias a la intervención de su grupo, singularmente la reducción de dos metros a uno y medio de la distancia de seguridad interpersonal. "Supone el aumento del 25% del aforo en los centros comerciales y es una distancia superior de la que recomienda la OMS" señalaba.

A continuación