El "plan" de Sánchez e Iglesias, al descubierto: "La cabeza de Felipe VI y un golpe de Estado blando"

Crece la inquietud sobre los planes del Gobierno socialcomunista contra la Constitución, empezando por el Rey.

Pilar Díez

El Mundo

"El Gobierno ya ordenó distancia social en las cárceles un mes antes del 8-M". La lucha titánica del Gobierno para ocultar una verdad que todos sabemos es patética, deberían emplear sus energías en otras cosas más necesarias. Mientras, Ayuso coge al toro por los cuernos y abre una investigación sobre las residencias. Dice el editorial que "la búsqueda de la verdad no debería convertirse en ocasión para el frentismo". Ja. "No debería servir al Gobierno –y sus terminales mediáticas– para escurrir el bulto de la responsabilidad del mando único en la pésima gestión de la pandemia". Ja, ja. "Y no debería tensar más las relaciones en la coalición del gobierno autonómico". Ja, ja, ja. ¿Y para qué sirve entonces una investigación parlamentaria?

También dice Rosell que lo que ocurrió en las residencias de Madrid pasó en otras comunidades de otros signos políticos, pero eso al Gobierno y sus terminales mediáticas les da igual. Por cierto, Rosell se te ha colado al lado del editorial una viñeta de Ricardo que pega más con las terminales mediáticas del gobierno que denuncias. En ella, una empleada de una residencia entrega a un anciano una mascarilla de la Comunidad de Madrid. "Hubiera preferido que me regalara un seguro privado", responde el anciano en referencia a una información de ayer en El País.

"La obsesiva agresividad de Iglesias con Ayuso obedece a una estrategia defensiva: como vicepresidente de Derechos Sociales y en virtud del mando único él podía haber intervenido en cualquier momento en la gestión de las residencias si no le gustaba lo que veía", concluye el editorial. Iglesias ayudando a ancianitos. Ya solo la imagen da risa. O miedo por el pobre ancianito. El tipo que nos ha colado Sánchez en el Gobierno por la puerta de atrás con su fraude electoral, lo único que veía y ve es cómo puede dar un golpe de Estado a la venezolana. Y todo lo demás es puro teatro.

Federico Jiménez Losantos se refiere hoy en concreto a la retirada de HBO de Lo que el viento se llevó. "Arde Hollywood: está quemando sus películas. Arde Hollywood como Ardía Misisipi, por culpa de esta checa del cine que lleva décadas imponiendo su ideología izquierdista". Lo mismo la copia que tengo yo la puedo vender alguna vez por una millonada.

El País

"El PP europeo exige duros controles a España por las ayudas de la UE". "Los populares españoles se unen a los halcones para reforzar la vigilancia al Sur". Halcones, cómo molan los millonetis de Prisa.

Jorge M. Reverte nos revuelve el estómago hoy con otra de sus columnas del odio. "Las mujeres y los viejos en España son como los negros en Estados Unidos. Y la derecha, lo mismo da la social, que la política, que la judicial, que la doméstica, que la policial, piensa al parecer, que ponerles la rodilla en el cuello es lo más normal". ¿Este hombre se ha planteado alguna vez visitar a un psiquiatra? Porque lo suyo no es normal. "Los mayores han muerto como chinches, de manera indigna, en muchas de las residencias" de Madrid y "Ayuso tiene que explicarlo". Cierto, los mayores han muerto como chinches en las residencias de toda España y del mundo entero, y este sectario fanático lo sabe perfectamente. Como lo saben Iglesias y El País.

Pero sigue, porque la cosa no va de ancianos, ni de residencias, ni de muertos. Va de La Derecha. "La derecha no se ha sentido satisfecha con los mayores. Detrás de los mayores, han venido las mujeres. Esas gritonas que piden derechos civiles". "Estamos a tiempo para que, desde Núñez de Balboa se dé impulso para que tengamos a la terna de niños, mujeres y viejos en primera fila del rodillazo". Y a este sujeto luego se le llena la boca del odio de Vox. En fin, él mismo se retrata.

ABC

"El turismo agoniza en España". El editorial llora por la deriva del PSOE. "La progresiva radicalización de Pedro Sánchez para sobrevivir a toda costa como rehén de Pablo Iglesias en la Moncloa preocupa cada vez más en círculos socialistas". Será el círculo de la mesa de dominó del asilo. "Desde hace tiempo, sectores del PSOE —con nulo peso, es cierto—, vienen alertando del peligro que supone la jibarización de Sánchez a manos de Iglesias".

"Hace falta una izquierda conciliadora que se revuelva contra los abusos de Sánchez", implora. "El proyecto de Sánchez apunta al advenimiento de un nuevo régimen de corte republicano, regresivo, autoritario y revanchista. Y si alguien en el PSOE no está de acuerdo, o bien lo denuncia en voz alta, o bien debería abandonar el partido". Y fundar otras siglas, porque las del PSOE apestan, las ha arrastrado Sánchez por un estercolero.

Luis Ventoso tiene claro que "hay un plan". "Se trata de erosionar los pilares del Estado para arribar al gobierno progresista perpetuo". En concreto, "una República Social en una España federal, con Cataluña y País Vasco como asociados". ¿Pero habrá que votarlo en referéndum, no? Según Carrascal, no. "El Gobierno está envuelto en un proceso similar al de la Transición para cambiar el régimen desde dentro. Un golpe de Estado blando, de la ley a la ley". En la Transición no se dio un golpe de Estado ni blando ni duro. Se votó la democracia y se votó la Constitución. Elecciones ya. Y que Sánchez se presente con su propio partido. Esta vez no podrá colar que es el candidato de un partido constitucional que nunca, jamás de los jamases, pactará con los comunistas y separatistas porque no podría dormir.

La Razón

"Iglesias redacta un plan para nacionalizar las residencias". Claro, y yo voy a redactar una tesis sobre física cuántica. Pide el editorial que Iglesias deje de decir tonterías de cara a sus votantes, porque eso solo será posible si triunfa su golpe de Estado, y eso está por ver. "Nada nos parecería mejor que se prestara mayor atención a los ancianos y se mejoraran las residencias, pero alguna vez los demagogos tendrán que decir de dónde vendrá el dinero". Como a él le ha caído de los árboles. Mejor que redacte un proyecto sobre cómo hacerse millonario en un par de años y pasar de vivir en Vallecas a un palacete en una urbanización de lujo con casa de invitados, piscina en forma de lago y miles de hectáreas. Y tinaja.

También en La Razón preocupa sobremanera la declaración de intenciones del ministro de Justicia. Dice Julio Valdeón que "los enemigos del Estado quieren la cabeza de Felipe VI, la destrucción del régimen constitucional, el reseteo del país". Con la colaboración de la Fiscalía.

También Abel Hernández cree que se está poniendo "dinamita en los cimientos de la Constitución del 78". "Esto sí que parece un intento de golpe de Estado silencioso". Está claro que "algo se está tramando en las oscuras cloacas del poder. Ninguna puntualización puede cambiar ya tal confesión. Eso no tiene arreglo".

Francisco Marhuenda también tiene la mosca detrás de la oreja. "Lo que sucedió es de una gravedad que no tiene paliativos y que sería un acto de sumisión tanto al independentismo catalán como a sus socios de Unidas Podemos. Se está diseñando un cambio de régimen. No existe otra explicación". Oye Marhuenda, ¿y eso lo sabe Ferreras? Es que no se lo he oído decir, y como os paga la misma empresa, pues me extraña.

A continuación