ERC se jacta de que Cs "se ha comido" la mesa de diálogo con el independentismo

Los separatistas cuestionan el "tacticismo" de Cs votando a favor aun siendo "irrelevantes".

Esmeralda Ruiz

Los separatistas de ERC presumen de haber recuperado su papel como aliados preferentes con su acuerdo con el Gobierno y tras confirmarse el voto afirmativo de Cs a la sexta prórroga del alarma, han cuestionado las verdaderas intenciones del grupo de Inés Arrimadas para favorecer a Pedro Sánchez cuando ya "eran innecesarios" para la votación de este miércoles en el Congreso. "Es una jugada táctica, les habrá convenido hacerlo pero esto no varía nada de lo que ERC ha pactado en su momento", ha dicho este martes el presidente de ERC en el Parlamento catalán, Sergi Sabrià.

Los de Oriol Junqueras reivindican su peso en este acuerdo con el Gobierno y recuerdan a los de Arrimadas que el pacto sellado con el independentismo se cerró 3 días antes que el suyo, garantizando, de esta manera, que el paquete de medidas que Sánchez ha concedido a los independentistas se mantenga intacto: gestionar la desescalada, intervenir en el reparto de los fondos europeos y retomar la negociación sobre la independencia. "Ciudadanos ha venido después, Ciudadanos se come que habrá una mesa de diálogo", se jactaba Sabrià en una entrevista en TV3.

Aunque este compromiso, fruto de la polémica con Cs, no consta en el acuerdo que ERC hizo público la noche del sábado, "la voluntad del Gobierno en retomar el foro de negociación existe", defienden fuentes de la formación separatista, y tanto es así que ambas partes habrían cerrado ya una fecha para principios del mes de julio. De lo contrario, y si ERC constata que esta promesa 'no escrita' no se cumple, los independentistas ya avisan de que harán caer la legislatura.

"Si no cumplen, volveremos al 'no' y como ya no habrá más estados de alarma será un 'no' a los presupuestos y por lo tanto 'no' a la legislatura y en la última ya provocamos unas elecciones", decía el dirigente separatista, Sergi Sabrià, sacando pecho por haber recuperado el control de la legislatura. "Si hay una oportunidad para ayudar a los catalanes y avanzar hacia una mesa de diálogo, a favor, si no, la legislatura para nosotros habrá acabado y que espabilen", advertía en TV3.

A continuación