La Generalidad amenaza a Nissan y plantea nacionalizar sus plantas en España

Tras la conmoción inicial, los consejeros autonómicos salen en tromba: "Esto les va a salir caro".

Pablo Planas (Barcelona)

El gobierno regional de Cataluña no descarta la nacionalización de las plantas de la compañía automovilística Nissan en Barcelona. La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, de Junts per Catalunya (JxCat) ha declarado que la nacionalización es una de las posibles "soluciones" aunque ha admitido que habría que hablarlo con el Gobierno de Pedro Sánchez y que la Generalidad no tiene margen presupuestario en estos momentos para llevar a cabo tal operación.

La consejera también ha asegurado en una entrevista en la emisora oficial de la Generalidad, Catalunya Ràdio, que "no regalaremos a Nissan que se marche de manera fácil y rápida". En la misma línea amenazante se ha manifestado la consejera de Presidencia y portavoz del ejecutivo catalán, Meritxell Budó, quien en declaraciones a otra emisora ha asegurado que "no les vamos a poner nada fácil el cierre de la planta de Nissan, esto les va a costar dinero, les va a salir caro, les vamos a demostrar que es una decisión equivocada".

Chacón ha asegurado además que Nissan les ha "engañado" y que sus directivos han actuado de manera "desleal". La consejera viajó a Japón el otoño pasado y sostiene que en Nissan le dijeron que no había ninguna decisión tomada sobre el futuro de la compañía en Cataluña. También reprocha Chacón a esta empresa que la Generalidad ha destinado 25 millones en los últimos 20 años en subvenciones y bonificaciones de préstamos.

El vicepresidente del gobierno catalán, Pere Aragones, ha asegurado por su parte que no hay posibilidades de que Nissan dé marcha atrás, aunque se ha comprometido a intentarlo hasta el último minuto. Respecto al debate sobre la nacionalización de las plantas, ha apuntado que el gobierno catalán se plantea dejar de subvencionar a las empresas para adoptar la fórmula de entrar en el capital de las empresas a fin de tener cierta capacidad decisoria.

A continuación