Play

Iglesias mantiene su acusación de golpista a Abascal: "Dije la verdad, pero me equivoqué"

Asegura que cayó en una "provocación" y quitó "el foco" de lo importante.

Mariano Alonso

Pablo Iglesias pronunciaba este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde comparecía junto a María Jesús Montero y José Luis Escrivá para dar los detalles del Ingreso Mínimo Vital, una frase lapidaria: "Dije la verdad, pero me equivoqué".

El vicepresidente segundo del Gobierno contestaba así a una pregunta sobre el incidente del jueves en el Congreso de los Diputados, durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción, cuando acusó a Vox de querer dar un golpe de Estado y se ratificó con sorna en sus palabras tras darle el presidente de la comisión, el socialista Patxi López, la oportunidad de retirarlas.

Iglesias mantiene así su acusación a los de Santiago Abascal, tal y como varios de los principales dirigentes de Podemos hacían posteriormente a lo ocurrido en la Cámara Baja. Pero considera que cometió un error, en términos al menos de estrategia comunicativa, porque, como él mismo explicaba desde la sala de prensa del Palacio de la Moncloa, "al caer en una provocación, quité el foco de los temas importantes, que eran los temas de la reconstrucción. Hoy no me voy a volver a equivocar, el tema fundamental es el Ingreso Mínimo Vital, que es un nuevo derecho que en nuestro país contribuye a construir el cuarto pilar del estado del bienestar y que creo que es además una victoria de la sociedad civil, que lleva muchos años reclamándolo".

Pese a excusarse en una supuesta "provocación", lo cierto es que su acusación se producía en un momento de bastante calma parlamentaria, cuando daba réplica a un diputado del PP sobre su relación con el ex presidente catalán fugado de la Justicia, Carles Puigdemont, al que equiparaba con Abascal e Iván Espinosa de los Monteros, quien como portavoz parlamentario de Vox pedía a Patxi López tomar "cartas en el asunto" y abandonaba indignado la sala.

Evita defender a los condenados por sedición en Cataluña

Tampoco rectificaba Iglesias sobre su postura a favor de que los presos condenados por sedición tras el golpe secesionista en Cataluña en 2017, a su juicio de manera injusta, aunque en esta ocasión se cuidaba mucho de explicar su postura desde un atril oficial del Gobierno.

"La posición de mi partido ya se conoce, aquí comparezco como vicepresidente y no me toca hacer comentarios al respecto" señalaba, y era inmediatamente apuntillado por la portavoz Montero: "Lo mismo que ha contestado el vicepresidente, no hemos abordado esta materia en el Consejo de Ministros, y saben ustedes que este gobierno respeta los ritmos judiciales, por tanto también las decisiones que en relación con la situación concreta de los internos adopte la Junta de Tratamiento y efectivamente el señor Iglesias, como él mismo ha transmitido, hizo esta declaración en calidad de dirigente de su formación política" concluía para solventar la pregunta.

A continuación