El Gobierno mete la pata y desvela la identidad real del director de Inteligencia del CNI

Lo ha incluido en una respuesta parlamentaria al PP. Ha modificado el documento para evitar complicar la operatividad del centro.

J. Arias Borque

El Gobierno ha cometido un error de bulto que puede afectar directamente a la seguridad de las operaciones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). En las últimas horas ha revelado la identidad real, tanto el nombre como los apellidos, del director de Inteligencia de los servicios secretos españoles, una persona que en estos momentos ocupa el puesto número tres en la estructura del centro.

El error se ha cometido en una respuesta escrita que ha remitido a los parlamentarios del PP Cuca Gamarra, Carlos Rojas y Miguel Ángel Castellón, y en la que se informaba de las personas que habían asistido el pasado 14 marzo al Comité de Situación del estado de alarma que se ha decretado por la pandemia del coronavirus. En la misma había habido un total de 22 asistentes y estuvo presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

El Gobierno facilitaba en el escrito el nombre y apellidos de los 22 asistentes, sin tener en cuenta que la identidad de los miembros del CNI debe permanecer en secreto, poniendo únicamente su cargo, pero no sus datos personales, ni siquiera sus iniciales, para que no se pueda comprometer en ningún momento operaciones de inteligencia presentes o futuras en las que estas personas puedan estar involucradas.

De hecho, el servicio de inteligencia español tiene una política muy estricta de confidencialidad en este sentido. Únicamente hace públicos los nombres de los dos máximos responsables del centro en cada momento. Actualmente, se conoce públicamente que Paz Esteban es la secretaria de Estado-directora del CNI, y que Arturo Relanzón es el secretario general. De la primera, se facilitan fotografías, del número dos ya no.

El error ha sido dado a conocer este miércoles por el diario La Información, lo que ha obligado al Gobierno y al Congreso de los Diputados a modificar la respuesta parlamentaria para tratar de minimizar los efectos del error. Fuentes parlamentarias han explicado a Europa Press que el fallo se ha cometido al copiar y pegar directamente la relación oficial de los asistentes a aquel encuentro.

A continuación